Zeta Bosio estuvo como invitado en el programa "PH: Podemos hablar" de Andy Kusnetzoff

Zeta Bosio estuvo como invitado en el programa “PH: Podemos hablar” de Andy Kusnetzoff

En la noche de ayer, en el canal argentino Telefé, Zeta Bosio estuvo como invitado en el programa “PH: Podemos hablar”, conducido por Andy Kusnetzoff. Tal como reza la propia descripción en sus redes sociales, se trata de “Un programa de invitados en el que seis referentes de la actualidad argentina que nunca se juntarían, se encuentran un sábado la noche. Los invitados conversarán sobre temas de actualidad, compartirán actividades en equipo y se sorprenderán al descubrir sus puntos de encuentro”.

Barajando distintas temáticas, Zeta Bosio fue partícipe del programa, en el que recordó a Soda Stereo, a Gustavo Cerati, y profundizó en ciertas partes oscuras de su vida como rockstar.

El primer topic lanzado hacia los seis invitados participantes refería directamente a si alguna vez en sus vidas les habían apuntado con un arma. Zeta Bosio dio un paso hacia adelante y contó su historia: “Fue en un asalto, en San Fernando, en los comienzos de Soda. Estábamos pagando el alquiler de un taller de arte para niños que teníamos con la que era mi novia, que después fue mi primera esposa Silvina. Estábamos esperando que abrieran, vinieron dos tipos y nos pusieron la pistola apuntándonos. Una toda oxidada me acuerdo, era una cosa que no sabía si andaba, pero que tampoco quería saber si funcionaba“.

Se subieron arriba del auto, nos llevaron. Empezaron a mirar, se querían llevar los cassettes. Me hice amigo, en el viaje hasta el canal de Tigre me fui haciendo amigo de los tipos, fui hablando con ellos de los nervios. Se querían llevar los cassettes donde tenía grabadas cosas de Soda, ensayos, estábamos grabando un disco. Hasta que uno de ellos le dice al otro “nah, mirá la pinta que tiene, seguramente no son cassettes de Julio Iglesias, de eso que te gusta a vos”. Me dejó los cassettes, me dejó el auto, y se llevaron la guita del sobre“, concluyó.

En otro de los topics presentados por el conductor, Zeta Bosio también fue partícipe con su historia: Avancen al punto de encuentro los que conocieron los peligros de las drogas: “Es algo que formó parte de aquella época. Antes era una cosa que pertenecía al ambiente artístico. Cuando nosotros empezamos con Soda no teníamos ni idea, porque nos estábamos metiendo. Eramos chicos de clase media, comunes. De hecho estuvimos un largo rato en ese plan; hasta que un día conocimos que se podía traspasar ese límite. Pasaron unos cuantos años, unos cuantos discos. No fue algo como que vino de movida o formaba parte de nuestra esencia. La droga fue algo que interfirió mucho en la comunicación entre nosotros, porque formaba parte de la diversión, de la cosa diaria, pero sobre todo yo empecé a separarme de eso“.

Volvía a San Fernando tras las giras, y esos 40 días me olvidaba de ser un rockstar. Estaba con mis padres, con mis amigos, a los que nunca les conté nada de esto porque formaba parte de mi otro mundo, de mi nueva cosa, no tenía nada que ver con mi antigua vida. No sé cómo lo manejaban Charly y Gustavo con sus familias. Charly venía de una familia de artistas, habría otro tipo de comunicación. En el caso de Gustavo no sé, pero creo que parecido al mío. Es algo que formó parte de nuestro mundo, que tuvo que ver con nosotros, y que tampoco es tanto como la gente se imagina. Eramos tipos que trabajábamos mucho, justamente la droga formaba parte de eso por el exceso, el tener que estar 5 días de la semana con funciones“.

El propio Zeta se encargó de aclarar que “Yo hoy no puedo pensar en hacer una banda como Soda Stereo básicamente porque físicamente no lo podría resistir. El ritmo, lo que era, es para gente joven. Si hubiéramos seguido con Soda quizás lo podríamos haber manejado. Pero hoy en día no me podría meter en otra historia“.

Ante un nuevo topic planteado por Kusnetzoff, “Avancen al punto de encuentro los que se quedaron con ganas de decirle algo a alguien que ya no está“, Bosio recordó la trágica muerte de su hijo en 1994: “Y sí, a mi hijo, que lo perdí en un accidente de tránsito. Te queda esa sensación de un último abrazo, o beso. Es un tema difícil de tratar, es un tema que no tiene nombre, no tiene explicación. No te lleva la vida pero tampoco lo podés asimilar jamás. Fue después de Dynamo, estábamos en un impasse con el grupo. Gustavo estaba en Chile, estábamos reorganizándonos para sacar lo que después sería Sueño Stereo, que se demoró casi un año y medio más después por eso“.

Sin embargo el conductor repreguntó al ex Soda Stereo, jugando con la pregunta original, si había quedado al día con Gustavo Cerati. Zeta fue sincero: “Sí, creo que sí. Inclusive tuvimos esa oportunidad maravillosa de hacer la gira del 2007, Me Verás Volver. Quedamos super dolidos de la separación de 1997, fueron años sin hablarnos, perdimos mucho tiempo en donde no nos hablamos. Nos dijimos muchas cosas en esa separación. Y cuando volvimos, volvimos con un poco de reticencia pero hubo una frase de Gustavo que decía “dejemos nuestros problemas afuera, y mientras hagamos esto, hagámoslo con la misma sensación que teníamos antes. Tratemos de recuperar esa ilusión, esa cosa que teníamos cuando éramos chicos”. Lo hicimos así. En un momento creíamos que esa era la realidad, empezamos a creer. Terminamos creyendo que nos llevábamos bárbaro, que era un lugar maravilloso para hacer música, y que lo íbamos a permitir cada tanto porque nos hacía bien. Creo que esa vuelta fue muy sanadora“.

Lo que pasó con Gustavo son accidentes, cosas que pasan de un día para el otro. Yo creo que dejamos todo saldado. Inclusive tuvimos oportunidad de estar con Charly una vez, los tres, en la clínica, juntos. La familia nos dejó solos en ese momento. Fue un momento de intimidad de los tres, de vuelta, donde también aprovechamos para decir unas cuantas cosas, ojalá nos haya escuchado“.

/ EnRemolinos.com /