null


Charly Alberti y Zeta Bosio brindaron una conferencia de prensa en México, para anunciar las fechas de Sép7imo Día en tierras aztecas. Allí, obviamente, hablaron sobre Soda Stereo, del pasado, presente y futuro de lo que tiene que ver con la banda. Aquí un extracto de la conferencia:

• ¿Se puede alcanzar la perfección de un proyecto sin Cerati?

[Zeta Bosio] – Creo que Soda ya alcanzó la perfección en su momento. Lo que estamos haciendo ahora es revivir instantes mágicos, que fueron mágicos en nuestras vidas y que pensábamos que jamás los ibamos a volver a vivir, y tiene ese agregado. Para muchos que nunca estuvieron en un show de Soda, tiene puntos de contacto este show. No es muy fácil escuchar la música como suena en la obra, inclusive hecha especialmente para estadios, en ese volumen. Ya eso con la banda no iba a volver a pasar. Así que creo que el espectáculo que estamos haciendo, en ese sentido, tiene esa propiedad también. La perfección de Soda… Soda ya llegó a su punto máximo, y no se persigue ir más allá de eso. Sino que de alguna forma queremos celebrar todo eso que vivimos.

[Charly Alberti] – El trabajo que hicimos con Zeta fue un trabajo muy largo que fue pasando por diferentes etapas y momentos. Emocionales, de comprensión de lo que se trataba realmente trabajar en esto, porque había que adaptar los temas de Soda a los requerimientos de Michel Laprise, basados en tiempo, en cuál iba a ser la acrobacia. Entonces hubo todo un proceso que fue muy largo. A veces la gente me pregunta “y cómo hicieron?”. Ante todo hay que entender que Soda Stereo éramos tres, trabajabamos los tres, los temas salían de la sala. Lo que nosotros hicimos en definitiva en el estudio fue seguir trabajando como trabajamos siempre. Obviamente que por momento habían situaciones en las que nosotros emocionalmente extrañábamos a Gustavo, o pensábamos qué hubiera pensado de esto, pero la realidad es que no dijimos “y ahora qué hacemos que no está Gustavo?”. Obviamente me hubiese encantado que esté, pero entendiendo y reconociendo la situación creo que hubo dos cosas muy importantes: trabajamos con muchísimo respeto sobre nuestra propia música, si bien hay muchas cosas que se hicieron, siempre fuimos muy respetuosos de nuestro legado. De que lo que se vaya después a escuchar fuese fielmente un Soda Stereo como lo fue siempre. Y por otro lado teniendo la apertura musical y mental que siempre tuvimos. Porque Soda Stereo siempre fue una banda que se desafió a sí misma, y eso está representado en algunos pasajes de la obra. Entonces la realidad es como dijo Zeta: la perfección musical ya se había alcanzado en todo caso. Esto no fue recrear, esto fue rearmar los temas trabajando respetuosamente sobre nuestra historia.

• Soda Stereo no se puede percibir sin el maestro Cerati, pero me gustaría saber si nos van a dejar con las ganas después de Sép7imo Día, o habrá alguna tocada por parte de ustedes, ya que son unos maestros también…

[Charly Alberti] – La verdad es que hoy no estamos pensando en nada. Sí creo que coincidimos con Zeta en que el proceso de creación de Sép7imo Día fue un proceso musical de instrospección, y sanador al mismo tiempo. Y digo sanador porque fue muy difícil entrar al estudio los dos solos, con Adrián Taverna y el ingeniero, y empezar a trabajar en las cintas de la banda. Escuchar la voz por separado de Gustavo, la guitarra, la batería, el bajo. En ese proceso tuvimos varios momentos de caras largas, como decimos nosotros. Porque la emoción nos hacía escuchar anécdotas, recordar etapas, fue un proceso díficil. Lo de Gustavo acababa de pasar y nosotros estábamos muy tristes. Sin embargo con el transcurso del proceso de creación de la música nosotros fuimos entendiendo que lo de Gustavo realmente había pasado, y que por algo el destino nos había puesto en ese lugar. Eso nos ayudó a entender lo que había sucedido y que lo que podíamos hacer era hacer lo mejor posible como si estuviésemos trabajando los tres ahí. Eso nos permite, creo que a partir de ahora, poder fantasear quizás con la posibilidad de que alguna vez hagamos algo nosotros dos juntos, siempre en el lugar del respeto. Pero la realidad es que hoy ni siquiera nos pusimos a hablar. Sí hay mucho pedido de la gente.

[Zeta Bosio] – El volver a trabajar juntos y pasar por toda esta situación que llevó un año, fue todo el año pasado, nos dejó en una situación de extrañarnos, y de tener ganas de seguir haciendo alguna cosa, y tener alguna excusa para vernos. Nadie dice ni sí, ni no, a alguna cosa todavía. Hoy por hoy todavía estamos centrados en esto que es algo que nos enorgullece muchísimo, el haber podido superar este desafío, esta audacia de mandarnos a hacer la música, de reversionar, siempre con la presencia inevitable de Gustavo.

[Charly Alberti] – Y como para entender esto… Gustavo alguna vez dijo “Soda Stereo no existe si alguno de los tres no está”. Por eso quiero decir que esto, y si pudiese llegar a pasar algo, o si alguna vez nosotros tomásemos la decisión de hacer algo, sería solamente por una única vez porque Soda Stereo para nosotros terminó. Lo que estamos haciendo hoy es trabajar sobre nuestro propio legado, entendiendo que lo que estamos haciendo está hecho con todo el respeto y con todo el amor.

• ¿Cuál es el mejor momento de la trayectoria de Soda Stereo, y cuál es el peor?

[Zeta Bosio] – Hay picos, pero realmente fue toda una cosa muy dinámica y de una aceleración constante en Soda. Todo lo que hicimos hasta el final fue de una inspiración que vino de otro lado. Tuvimos el privilegio de subirnos a esta nave y encontrarnos en este viaje que nunca paró, hasta que decidimos pararlo nosotros. Fue tan intenso que creo que ni nosotros mismos lo pudimos soportar.

[Charly Alberti] – Creo que todos los momentos de Soda Stereo estuvieron buenos. Hubo un solo momento malo, para mí, que fue perderlo a Gustavo, que equivale a todos los momentos buenos que tuvimos. Pero creo que siempre nosotros estuvimos contentos y entendiendo que lo que estábamos haciendo estaba bueno para nosotros.

• Escuchando el disco de Sép7imo Día noté que las baterías están más adelante que originalmente, quería saber si eso fue una decisión de ustedes. Y por otro lado quería saber cuál es su tema favorito en este disco ya escuchandolo en el espectáculo en vivo.

[Zeta Bosio] – Nosotros teníamos un chiste en el estudio durante la mezcla, y es que Charly en el canal de la batería iba poniendo bombones, dinero incluso (risas).

[Charly Alberti] – A veces, inclusive en contra de lo que la mayoría de la gente puede pensar, soy de poner las baterías más bajas. En esta ocasión, y entendiendo que lo que estábamos haciendo era una propuesta nueva, por lo menos del lado del audio, sin perder la esencia de Soda Stereo, Adrián nos dijo “me parece que esto tiene que parecerse más a lo que ustedes tres hacían en vivo, que era una aplanadora”. Y creo que el disco tiene en su esencia en las mezclas esa garra que tenía Soda Stereo en vivo. Igualmente yo no podía bajar la batería porque la manejaba Adrián, entonces los planos cambiaron y tienen esa presencia con más potencia, básicamente es eso.

[Zeta Bosio] – También la voz de Gustavo está más fuerte en muchos temas, mucho más al frente, porque nos parecía que era una forma de aggiornar el audio.

[Charly Alberti] – Yo creo que el disco tiene cosas espectaculares, hay momentos que son utilizados en la obra no quizás para hacer un acto, sino para hacer un intermedio, que son cosas fantásticas. Creo que la mejor expresión de eso es el mix que nosotros hicimos entre “Ella usó mi cabeza como un revólver” y “Un misil en mi placard”. Pero de esas cosas hay muchas, entonces no podría elegir un solo tema.

[Zeta Bosio] – A mí me gusta mucho la versión de “De música ligera”. Creo que es un gran momento del show, y es una versión practicamente nueva al lado de lo que conocíamos.

• Ya salió el disco, ya salió el documental ¿qué más viene a editarse para los fans de Soda Stereo?

[Zeta Bosio] – Nosotros nos sorpendemos como ustedes cuando vemos las cosas que se editan (risas). El material de Soda ya de alguna forma está hecho, y tuvimos que ver en Sép7imo Día porque nos involucramos en el desarrollo de la música de la obra, pero no sé qué planes tendrá la compañía de seguir lanzando cosas. Yo que trabajo entre DJs tengo propuestas de grandes DJs del mundo que quieren remezclar a Soda, pero no sé que otra cosa puede llegar a haber. Realmente es propiedad y derecho de la compañía.

[Charly Alberti] – Lo único que podría llegar a pasar es lo que hablamos hace un rato, que es lo que depende realmente de nosotros y nuestras ganas, de en algún momento hace algo entre nosotros como forma de despedida total. Pero eso no tiene ni planes todavía.

/ EnRemolinos.com /

Días atrás, y a pocas horas del estreno de Sép7imo Día en el Luna Park de Buenos Aires, Charly Alberti fue entrevistado por Ari Paluch en el programa radial El Exprimidor. Allí, entre varias apreciaciones respecto del show del Cirque Du Soleil, deslizó la chance de despedirse con Soda Stereo arriba de los escenarios.

• ¿Cómo desarrollaron el cronograma para que la música de Soda esté tan bien reflejada en el arte circense?

– Mirá, fue un proceso muy largo y de mucho aprendizaje. También de sanación. Hubo ciertas condiciones que hicieron que el proceso fuera más fluído. Lo que pasó fue que, en el primer momento que viajamos con Zeta a Canadá, donde íbamos un poco a concretar el cierre del acuerdo con el Cirque du Soleil, acababa de pasar lo de Gustavo. Era un momento muy duro. Aca en Buenos Aires y en otros lugares estaban haciendo muchos homenajes. Algunos reales, otros muy comerciales, todo el mundo estaba haciendo homenajes. Y lo que más me entusiasmó desde el primer día es que la gente del Cirque dijo “mirá, esto no es un homenaje, esto es una celebración. Nosotros queremos celebrar a la banda”. En realidad no es un homenaje a Gustavo, es un homenaje a la banda donde Gustavo está presente permanentemente. Aca lo que se respetó siempre fue el espíritu de Soda Stereo. Tanto Zeta y yo trabajando en el estudio, como todo en general. Por eso lo primero que fue… fue una celebración que al mismo tiempo es un homenaje, y que la presencia de Gustavo es inevitable. Lo extrañamos. De hecho en algunos tracks hay cosas de Gustavo con su voz sola, ese es nuestro homenaje. Lo otro es sensiblería barata.

• El trabajo de las canciones… con algunos temas que están como remix. Se nota que a estos temas que para mí nunca envejecen le pusieron una nota de actualidad muy linda.

– Sí, hubo gente que me dijo “Charly, no sé cómo hicieron pero lograron que Soda Stereo suene a 2017”. Llevó un año y medio armar y digitalizar las cintas, empezar a ver qué había, empezar a trabajarlas. De hecho hubo que adaptar los minutos de los temas a los actos que nos traía el Cirque. Nos decían “bueno, este tema lo voy a necesitar de 4 minutos con 44 segundos”. Ese trabajo de alargar, acortar, generar situaciones, fue muy largo. Siempre lo que se respetó es la musicalidad. Nosotros les dijimos que el límite es lo que nosotros creemos que es musical y natural para Soda Stereo. Si vos venís y pedís algo que no es musical yo no lo voy a hacer, y ellos entendieron que era así, que lo que lideraba el proyecto era la música.

El proceso nos sirvió a Zeta y a mí para curar lo de Gustavo. Nosotros llegamos a su estudio, levantamos los potes y de golpe te encontrás con la voz de Gustavo solo. Fue un momento muy difícil, yo en un momento dije “no vamos a poder con esto, no vamos a poder”. Sin embargo el trabajo nos hizo entender que el destino nos había puesto en esta situación, que lo de Gustavo había pasado, y que la mejor forma que nosotros podíamos salir de esto, honrar nuestra amistad, lo que hicimos como trío, era haciendo lo mejor que nosotros podemos hacer entendiendo que Gustavo estaba ahí con nosotros. El trabajo de Soda Stereo, a pesar de lo que algunos creen… que creen que lo hacía Gustavo solo, era de a tres. En el estudio estábamos los tres, los temas salían de la sala, eso… ese mismo clima de trabajo grupal, fue lo que nosotros llevamos al estudio y revivimos. Por eso lo que se escucha en este disco es totalmente natural, no hay nada forzado, porque justamente llevamos el mismo sistema de trabajo y tomamos las mismas decisiones como si hubiese estado Gustavo ahí.

• El espectáculo está buenísimo, es impresionante, voy a volver a verlo por supuesto. Viene muy bien la venta de entradas ¿no?

– Sí, está muy bien. Por suerte la gente nos está acompañando con esto, está bueno esta especie de notas para que la gente entienda eso: lo que va a ser, lo que va a ver. La gente a veces va con una expectativa de estar saltando y gritando, aunque lo hacen, entienden que esto no es un show.

• Pero los que estan en el campo están como enloquecidos, como si estuvieran en River… es impresionante la adrenalina que había.

– Sí. Hoy por ejemplo a las 5 de la tarde ya había cola. Parece el show de una banda. La gente del Cirque du Soleil no entiende nada, porque nunca en su vida… en ningún espectáculo de ellos en el mundo les pasó una cosa así. No pueden creerlo. Postean un video de Soda Stereo o de las cosas que hacemos para el espectáculo y tiene 10 veces más views que cualquier video que ellos postean de cualquier show que tienen en el mundo. Vender como vendimos nosotros, 30 Luna Park en 15 días, una cosa así… en su vida vendieron esa cantidad de entradas con esa velocidad. Los acróbatas no pueden creer cuando ven a la gente mientras están saltando, me decían “Charly, ví a gente llorando”. No lo entendían, había gente tan emocionada que lloraban. Nunca la gente los aplaudió y les gritó así. Es mucha emoción, mucha emoción la que pasa.

• ¿Es disparatado pensar que algún día vos, Zeta y Benito puedan hacer un show de Soda Stereo?

– A ver… no sé si Benito. Sí creo que en algún momento vamos a hacer algo con Zeta. Alguna despedida. A mí estas cosas de homenajes no me gustan. Pero sí hacer algo, el cantante incluso puede ser Gustavo mismo, porque nosotros tenemos la posibilidad de poder tocar con Gustavo virtual porque somos los únicos que tenemos sus tracks enteros. Así que podría haber algo en un tiempo. También invitando a gente. La vez pasada hablamos un poco con Zeta de esta idea, pero no hay nada concreto. Sería algo muy grande para preparar y hacerlo muy prolijamente como siempre hemos hecho las cosas en Soda.

/ EnRemolinos.com /

En la noche de ayer el Luna Park fue testigo de la vuelta a los primeros planos de Soda Stereo, esta vez de la mano del Cirque Du Soleil, y el espectáculo Sép7imo Día. Una noche inolvidable, marcada claramente por la nostalgia entre el pasado, y la tecnología y dedicación de un circo sin precedentes en la escena musical latina.

Zeta Bosio, consultado por los medios minutos antes del comienzo del show, recalcó que Sép7imo Día “tiene mucha emoción. Creo que vamos a poder ver a Soda como nunca la habíamos visto antes, sobretodo vamos a poder escucharlo con los ojos“. Gustavo Cerati mencionó en algún momento la necesidad de que Soda Stereo se reinventara disco a disco, proyecto a proyecto, buscando sorprender, dar un paso más. Tras aquella vuelta en el 2007, quizás lo único que podía llevar a Soda Stereo a esta década que estamos viviendo, era un espectáculo de tal magnitud.

Gustavo está en todos los temas, esto es un homenaje. Es un homenaje a Soda y por ende a Gustavo, que es el que extrañamos todos. Seguramente él estaría muy orgulloso de Sép7imo Día porque tiene que ver muchísimo con el espíritu de lo que siempre hicimos, que es apostar a cosas nuevas, apostar a más. Y este show creo que es el zoom de todo eso“, concluyó Zeta.

Para Charly Alberti el proceso de gestación de este espectáculo marcó un desafío personal, desafío que compartió con Zeta. “Entendemos que esto es importante en todos los aspectos, quizás el principal para nosotros dos fue el desafío de poder hacer esto entendiendo la situación en la que comenzó. Y afrontando esto con entereza, diciendo “bueno, ok, tenemos que sacar esto adelante”, entendiendo que Gustavo ya no está“.

El volver a entrar a un estudio a trabajar con temas de la banda que formaron hace más de 30 años, pero ya sin la presencia de Gustavo Cerati, marcaba un reto y una nueva manera de trabajar desconocida para ambos Soda. “Nos sirvió el proceso para acostumbrarnos, o entender realmente que lo había pasado con Gustavo era una realidad, y tomar eso, convertirlo en energía y hacer lo que hicimos, que es una gran obra musical“. No en vano el estudio elegido fue Unísono, el de Gustavo.

Para la noche de ayer, Charly se encontró emocionado. “Es un gran día“, confesó. “Después de tanto tiempo de trabajo la verdad que tenemos muchas sensaciones desde el primer día que empezamos con Zeta. Un proceso largo, y creemos que hemos hecho algo hermoso, tanto nosotros como la gente del circo, y la gente va a poder comprobarlo y validarlo. Es un show alucinante“.

Fue un proceso de aprendizaje, donde nosotros pudimos aprender a ver la musica en 360 grados y a poder plasmar de la forma más fiel lo que es nuestra historia musical, dándole al circo lo que necesitaba, con todas las necesidades de tiempo y duración para cada uno de los actos, sin desvirtuar lo que fue cada tema de Soda“, finalizó.

En definitiva se trató de una noche histórica. Quizás varios de los fanáticos de la banda miran con recelo este nuevo proyecto, sin embargo nadie puede negar que Soda Stereo está nuevamente dando que hablar, como su historia lo manda. 70 funciones son las que espera Buenos Aires para llenarse de soda en las venas. Luego comenzará un tour internacional (breve escala en la ciudad de Córdoba) que recorrerá los principales países que fueron parte de la Sodamanía en las viejas épocas.

/ EnRemolinos.com /

Zeta Bosio presentó en la tarde de ayer su autobiografía “Yo conozco ese lugar” en la Sala de las Artes de Filsa, en Chile. En 355 páginas, el bajista y fundador de la mítica banda argentina Soda Estéreo, recordó en detalle los parajes más desconocidos e íntimos de la historia del grupo, como la convivencia y manera de relacionarse con el vocalista Gustavo Cerati.

El bajista comentó que tardó 4 años en escribir el libro. Además de sus propias vivencias, el músico explicó que tuvo la oportunidad de reconstruir parte de la historia del grupo apoyado también las experiencias de los miles de fans de la banda. “Han sido todos muy buenos momentos. Repasar toda la historia fue como cambiar de nombre a todos los archivos que tenía, actualizarlos y quedar como en paz. Repasar la historia de esta forma y ordenarla de vuelta, me hizo muy bien“, contó Zeta Bosio, durante una conferencia de prensa en Estación Mapocho.

Uno de los aspectos centrales del libro, según Bosio, fue recordar el gran concepto de “Familia Soda”, sentimiento que hasta hoy preserva y que mantiene viva su eterna amistad con Charly Alberti, con quien sigue desarrollando proyectos en común. “Yo repetiría lo mismo, nuestra relación, la que tuvimos, la manera en que nos pudimos comunicar con Gustavo y con Charly. Ellos son parte de mi cuerpo, somos una unidad. Es muy loca la hermandad que se genera. La relación con estos chicos fue algo muy especial“, aseguró Zeta muy emocionado.

Pero el bajista reconoce que no todo fue miel sobre hojuelas. De hecho, justamente en este proceso de repasar la historia de la banda, Zeta explicó que también resurgieron los momentos más difíciles de la banda como los problemas al interior del grupo, desde las drogas y peleas por los derechos de autor hasta el accidente cerebrovascular que le cobró la vida a Cerati.

• ¿Cómo recuerdas a Gustavo, sientes que de alguna manera te quedó pendiente algún tema o proyecto con él?

– Sí, en verdad. Los accidentes te lo llevan tan rápido, que siempre queda algo por decir. Teníamos planes, proyectos, habíamos recuperado la relación, estábamos más grandes y podíamos hablar de muchas cosas. Son cosas que pasan. Lo extrañamos un montón. Había una forma de trabajo, una relación de diálogo. Sabemos que está ahí y es muy emocionante trabajar en solo con las voces, el poder editar los mejores momentos, es como si estuviéramos en el estudio juntos. Extrañamos su presencia.

Zeta, además, reconoció que no quiso abordar en profundidad el accidente cerebrovascular de Cerati, que se produjo el 16 de mayo del 2010 en Caracas, más bien por respeto a la familia del vocalista y porque el libro justamente lo estaba terminando de escribir por aquellas fechas. “Fue un momento muy doloroso para todos. Estaba muy fresco todavía y me parecía que había un proceso con ellos, de intimidad. No considero que sea bueno mostrar al público todo los que hacíamos, cada uno de los sentimientos. No me pareció apropiado mostrarlo en el libro, estaba muy fresco el dolor y es una cuestión que espero que entiendan y que se puede respetar. Toda la familia Soda esta muy dolida, no era el momento y el lugar. Esta última etapa, me hizo reflexionar mucho sobre lo que tuvimos e hicimos, ahora que ya no lo tenemos. Recién ahí tomé conciencia de quien era Gustavo“.

También el músico se refirió al musical-homenaje de Soda que se realizará con el Cirque du Soleil. “Es una fábrica de magia y nos pareció una buena idea de intentar algo. Pudimos transmitir lo que significó esta banda para Latinoamérica. Vamos a estar con Charly (Alberti) y va a ser algo increíble, inolvidable, una experiencia completamente distinta incluso para mí, que lo disfrutaré desde la butaca, así que supongo que me va a sorprender también“, dijo.

/ Showbiz / Publimetro – Foto: Jonatan Moreno /

El bajista y el baterista de Soda Stereo estuvieron hace unos días en Lima para hacer una primera presentación del show de Cirque du Soleil inspirado en la carrera de la banda. Cuando falleció el 2014 su líder Gustavo Cerati –un notable de la búsqueda sonora que permaneció en coma por cuatro años tras sufrir un accidente cerebrovascular–, parecía que los proyectos de envergadura se habían terminado para Soda Stereo, hasta que su camino se cruzó con el de la mágica compañía canadiense. El primer acercamiento se dio en el 2013 y, tras años de ajustes rigurosos, el espectáculo “Séptimo día” se estrenará en Buenos Aires en marzo del 2017 y aterrizará en Lima en junio.

• Un mensaje movilizador del espectáculo es que “la música es más fuerte que la muerte”. Con este show, ¿el duelo por la partida de Cerati se cierra? ¿Es un proceso que ya se venía cerrando?

Charly Alberti: – Creo que cada uno tiene un proceso personal. A mí me costó y me sigue costando. Soy una persona que esquiva hablar públicamente de Gustavo muchas veces, porque me emociono, y no es por otra cosa. Son sentimientos profundos que prefiero guardarlos y no exteriorizarlos con toda la gente. En lo personal, este proceso me sirvió. Me sirvió estar con Zeta, reescucharnos, reencontrarnos con lo que fuimos. La carrera que tuvimos fue meteórica, agobiante, de un alto grado de adrenalina. Quizás no he tenido el tiempo para mirar hacia atrás, porque siempre he hecho cosas y mirado hacia adelante. Esta es la primera vez que con tiempo y ganas pude mirar hacia atrás, con algo fundamental que es contar con el soporte emocional de Zeta. Después de estos meses de estar trabajando juntos y de haber tenido momentos de emociones compartidas con el propio Gustavo, me siento más fuerte para disfrutar las cosas, habiendo hecho un duelo necesario.

Zeta Bosio: – Hace un año que estamos yendo al estudio todas las semanas para sumergirnos en la música de Soda y tratar de encontrar lo que nos pide Michel Laprise [el director de esta puesta en escena de Cirque du Soleil] para que el acto funcione. La verdad es que, además de un acto creativo, es también una forma de despedirse de nuestro trabajo y de ponerle un broche a todo eso. Con la partida de Gustavo pensé que nunca más íbamos a tener la oportunidad de hacer algo nuevo que involucrase a Soda, pero esto me sorprendió y tiene esa característica, es algo totalmente nuevo que tiene los ingredientes de cualquier espectáculo de Soda. Es una forma de decir: “Chau, hasta luego” a esa etapa.

• Pasa el tiempo y pareciera que no asoma otra banda con el impacto que generó Soda Stereo. ¿Ahora con este espectáculo han cambiado sus valoraciones sobre la obra del grupo?

Zeta Bosio: – No. Creo que lo que hicimos fue magnífico. Teníamos una energía y logramos contagiar a la gente que trabajaba con nosotros con nuestro entusiasmo, como si la banda fuera de cada uno de ellos. Armamos un colectivo artístico que era una familia. Cada cosa en su momento fue genial. Lo haría de vuelta de la misma manera. Rompimos con estructuras que nosotros mismos nos imponíamos y sorprendimos a la gente con cosas nuevas. Fueron desafíos y riesgos que asumimos y que nos hicieron llegar un poco más lejos que otras bandas.

• En el libro “Yo conozco ese lugar” [de Zeta Bosio] se narran varios pasajes emocionantes, pero también se aborda explícitamente las fricciones que tuvieron con Cerati. ¿Esos roces se curaron con la vuelta de Soda Stereo en el 2007? ¿O este espectáculo de Cirque du Soleil ha significado un nuevo proceso de sanación o restauración?

Charly Alberti: – Los dos tenemos perspectivas diferentes. Seguramente si yo escribiera un libro contaría las mismas cosas de otra forma. En lo personal, la gira del 2007 fue sanadora. Hubo situaciones muy claras de sanamiento a través de una llamada telefónica. Fue un diálogo largo y emocionante con Gustavo. Fue como apretar un botón de ‘reset’ hacia la época en la que empezamos con el primer disco. Eso me permitió disfrutar la gira de otra forma, porque muchas fricciones que teníamos eran fantasmas generados por el paso del tiempo, por haber sido muy chicos, por no haber entendido un montón de cosas. Así y todo, con las edades que teníamos y la cantidad de tiempo que pasábamos juntos, fuimos afortunados y sabios, porque había que tener cierta capacidad para llevar adelante a la banda durante el tiempo que duró y con un nivel de conflicto menor, o por lo menos para tener la entereza de decir: “Tenemos este conflicto” y seguir, porque para nosotros lo más importante era la música. Este show de Cirque du Soleil tiene que ver con otro tipo de sanación, relacionado con un dolor provocado por la muerte. Los dos lo sentimos mucho porque Gustavo era nuestro hermano.

Zeta Bosio: – Al escribir el libro también hice un proceso de revisión que me llevó 4 años. Desde la distancia y la perspectiva que te da el tiempo, encaré situaciones en las que veía a unos chicos discutiendo por un juguete. Pudimos haber solucionado las cosas de una manera más fácil. Cuando en las vidas de unas personas normales como nosotros aparece una cosa como Soda Stereo, eso genera sus consecuencias. Los egos, que ninguno quiso dar un paso atrás, etc., pudieron profundizar algunos asuntos y llevarlos a lugares molestos. Pero con la vuelta del 2007, los temas entre nosotros prácticamente ya estaban en otra situación. La experiencia es un peine que te regalan cuando te quedaste calvo, y eso yo lo sé bien [risas].

/ El Comercio /

Días atrás se realizó una nueva interacción entre la gente del #SodaCirque y los seguidores de Soda Stereo, vía streaming de Facebook. En esta ocasión el punto de partida para la conexión fue Unísono, el estudio de Gustavo Cerati, en el que incluso Soda Stereo ensayó en vistas a la Gira Me Verás Volver a mediados de 2007. Para un estreno que se prevée sea en Marzo de 2017, el #SodaCirque comienza a tomar forma definitiva previo a su estreno en Buenos Aires.

El show ya está armado, tiene todas sus escenas diagramadas. Nosotros estamos trabajando puntualmente en la música de esas escenas“, comentó Charly Alberti. La labor de los Soda, junto a Adrián Taverna, trata de trabajar en las pistas originales de la banda, buscando mejorar e incluso aportar nuevos trasfondos al sonido editado en los discos. Tanto Zeta como Charly se encuentran trabajando practicamente a diario en el estudio para dar con el sonido de cada escena del proyecto. “Es un trabajo diferente, no se trata de remixar los temas sino de adaptarlos a lo que el Cirque necesita en cada uno de los actos“, explica Alberti.

Esta semana estamos trabajando con todos los temas en el estudio de Gustavo. Separamos los multitrakcs y estamos trabajando en cada tema, la idea es meter mano en las pistas, respetando la forma que es Soda Stereo y poniendo sorpresitas, cosas interesantes y nuevas. Queremos que la gente pueda escuchar con los ojos en esta obra“, agrega Zeta Bosio.

Fuimos a los masters, a los multitracks, para trabajar en las pistas. Nos dimos cuenta que algunos lamentablemente se perdieron. Pero los demás los digitalizamos y con eso empezamos a trabajar. Pasan muchas cosas emocionantes escuchando esas pistas, incluso están las cosas que hablábamos entre tema y tema mientras grabábamos. Es emocionante escuchar la voz de Gustavo en aquel primer disco de Soda y comparar con el último. Es un excelente trabajo el que estamos haciendo, es muy divertido“, concluye Charly.

Si bien se anuncian grandes sorpresas, es cierto que aún no se cuenta con demasiada información al respecto. En cuenta gotas, se va armando este gran puzzle llamado #SodaCirque que claramente explotará por el continente en el primer trimestre del próximo año. Una de las sorpresas develadas trata sobre el estreno de una versió inéedita del clásico “De Música Ligera”, grabado en su momento por la banda, pero que nunca fue editado. “Hay otras cosas y sorpresas que vamos a ver si las incluímos en el show“, anuncia Charly.

Por último cabe mencionar el simbolismo que encierra para la banda el hecho de estar trabajando en Unísono, el estudio de Gustavo Cerati. “Este estudio es muy especial. Sentimos en algun punto que Gustavo está presente en este estudio mientras trabajamos. Cuando se cae algo, sabemos que entonces lo que estábamos haciendo en ese momento no le gusta a Gustavo. Tratamos de tomar en broma y recordar con risas a Gustavo“, explica Charly Alberti.

Para Zeta Bosio el recuerdo también es especial: “Aqui hicimos los ensayos de Me Veras Volver, fue nuestra ultima casa este estudio, es una forma de volver con él, y que esté la gente presente con nosotros es una forma de que Gustavo siga presente aquí con nosotros“.

/ EnRemolinos.com /

“Mirá que a partir de ahora cambia todo. Tu relación con la gente va a ser distinta y no vas a poder decir siempre lo que pensás. Vas a tener que medir el efecto que eso produce”, fue el consejo que recibió Zeta Bosio de un productor en los días que Soda Stereo era algo serio.

“Yo conozco ese lugar” (frase del tema “Lo Que Sangra (La Cúpula)”, clásico de Soda Stereo del disco Doble Vida de 1988) es un conjunto de relatos que todo fan quiere conocer sobre la vida de uno de los fundadores de la banda. Zeta Bosio, junto a Gustavo Cerati y Charly Alberti, le dieron vida a un grupo que se consagró en la Argentina y que conquistó América Latina con sus canciones. El bajista del grupo tomó el desafío de abrir su archivo y recordar su carrera, cargada de miles de anécdotas y logros.

Fueron cuatro años de trabajo. Horas de grabaciones para dar con la historia indicada. “El proceso fue mutando y coincidió con la situación que le tocó vivir a Gustavo que me hacía ver las cosas desde otro lado. Me ayudó a madurar“, contó Zeta Bosio durante la presentación del libro.

La obra toma interés con historias emocionantes. “Es el relato de un viaje que está plagado de situaciones y aventuras que salimos a buscar con Soda. Éramos chicos que nos queríamos divertir“, recordó Bosio. Una de las tantas situaciones curiosas que les tocó vivir al grupo fue durante su primer viaje a Europa, en 1986, que coincidió con el recordado partido entre la Selección argentina y su par de Inglaterra, durante el Mundial de México. “El día que se jugó estábamos en un importante festival en Londres donde cerraba Simple Minds. Había más de 250 mil personas y los grupos que iban subiendo al escenario iban tirando datos sobre el partido. Nos enteramos que ganamos y fue una alegría tremenda, pero no pudimos festejar“.

Los primeros capítulos de “Yo conozco ese lugar” tienen detalles de la vida familiar del músico. Padres italianos que llegaron a la Argentina para vivir su propia historia. Tanto Héctor, su verdadero nombre, como Zeta conviven sin ningún problema dentro de una misma persona. “El tano me sale cuando me enojo. A medida que voy creciendo, voy llegando a la edad en la que recuerdo a mi padre y me voy pareciendo en muchas cosas. Crecimos con informaciones completamente distintas, el era más básico. Mí vida me la hice más complicada. Me siento orgulloso de mis orígenes y la gran aventura de mis padres en llegar a un país distinto y la valentía que tuvieron“.

Para este trabajo, Zeta estuvo leyendo distintas biografías con el fin de cerrar algunas ideas. Una que le llamó la atención fue la vida de Paul McCartney. “Me tomé un largo tiempo en leerla. La iba degustando día a día. Terminaba un capítulo y se lo contaba a mis amigos“.

En los últimos tiempos se conocieron distintos libros que trataron sobre la vida de Soda Stereo y, en especial, de Gustavo Cerati. “Se contaron muchas cosas y todos tienen el derecho a escribir. La historia del grupo ya le pertenece a la gente. Este libro es el relato de una persona que estuvo en la banda. Puede ser más ajustado a la realidad, pero tampoco es la verdad definitiva, uno se basa en recuerdos. Esperé hasta el final para que la lea Charly. No quería que me la edite toda. Me iba a terminar peleando (risas)”.

/ TN.com.ar /

Desde los primeros días de Abril se encuentra a la venta “Yo conozco ese lugar”, la autobiografía de Zeta Bosio. Editado por Planeta, se podrá adquirir en Argentina, Chile y Uruguay.

Luego de varios años de trabajo, tras grabaciones y varios encuentros con la editorial, sale a la venta “Yo conozco ese lugar”, la autobiografía de Zeta Bosio. Un recorrido en primera persona de uno de los pilares de la banda más importante de Latinoamérica. Se trata del primer libro oficial editado por alguno de los integrantes de Soda Stereo, tras más de 30 años de trayectoria.

El punto de partida de este proyecto se encuentra en 2011, cuando el propio Zeta confesaba que la idea surgió por la motivación de la gente que lo rodeaba: “mis amigos me decían ‘vos tenés que escribir un libro y contar todo esto. Dale, anímate, después de tantos años tiene un valor’“. Desde un primer momento se tuvo en cuenta la idea de agregar imágenes inéditas al relato histórico del músico como fundador e integrante de Soda Stereo.

El proceso de desgrabación de las más de 1000 horas de entrevistas, e incluso de la escritura de las mismas, ubicó a Zeta Bosio frente a la realidad vivida tras la partida de Gustavo Cerati. “Es mi hermano del alma, mi compañero en todo esto, por lo que, mientras más pensaba en mis historias, más me daba cuenta que él estuvo involucrado en miles de ellas. Muchísimas. Por eso, es obvio que todo lo que le sucedió también precipitó esta decisión de armar un libro. Gustavo es parte de mi vida, lo extraño, y todo lo que pueda incluir de él lo haré con mucho amor y respeto“.

Zeta vivió este proyecto como una especie de terapia, un mirarse al espejo que permitirá, quizás, comprender finalmente la magnitud del mito llamado Soda Stereo. Dividido en capítulos, “Yo conozco ese lugar” atraviesa la infancia del músico, sus estudios y la explosión del trío por Latinoamérica. “La idea es contar como alguien normal como yo, un joven con expectativas como cualquiera, vivió toda una situación de locura, de éxito y de un escenario totalmente inesperado“.

Expone, además, anécdotas e historias no conocidas del trío. Grabaciones, giras, peleas, los inicios. En definitiva parte de la interna del motor que llevaba adelante a Soda Stereo. En Argentina el libro ya está disponible, con un precio que ronda los $360. En Uruguay costará alrededor de $600, mientras que en Chile llegará a las librerías en el mes de Mayo.

/ EnRemolinos.com – Palabras de Zeta Bosio: El Mercurio /
/ Foto: Martín Delgado /

Página 2 de 212