null


Zeta Bosio presentó en la tarde de ayer su autobiografía “Yo conozco ese lugar” en la Sala de las Artes de Filsa, en Chile. En 355 páginas, el bajista y fundador de la mítica banda argentina Soda Estéreo, recordó en detalle los parajes más desconocidos e íntimos de la historia del grupo, como la convivencia y manera de relacionarse con el vocalista Gustavo Cerati.

El bajista comentó que tardó 4 años en escribir el libro. Además de sus propias vivencias, el músico explicó que tuvo la oportunidad de reconstruir parte de la historia del grupo apoyado también las experiencias de los miles de fans de la banda. “Han sido todos muy buenos momentos. Repasar toda la historia fue como cambiar de nombre a todos los archivos que tenía, actualizarlos y quedar como en paz. Repasar la historia de esta forma y ordenarla de vuelta, me hizo muy bien“, contó Zeta Bosio, durante una conferencia de prensa en Estación Mapocho.

Uno de los aspectos centrales del libro, según Bosio, fue recordar el gran concepto de “Familia Soda”, sentimiento que hasta hoy preserva y que mantiene viva su eterna amistad con Charly Alberti, con quien sigue desarrollando proyectos en común. “Yo repetiría lo mismo, nuestra relación, la que tuvimos, la manera en que nos pudimos comunicar con Gustavo y con Charly. Ellos son parte de mi cuerpo, somos una unidad. Es muy loca la hermandad que se genera. La relación con estos chicos fue algo muy especial“, aseguró Zeta muy emocionado.

Pero el bajista reconoce que no todo fue miel sobre hojuelas. De hecho, justamente en este proceso de repasar la historia de la banda, Zeta explicó que también resurgieron los momentos más difíciles de la banda como los problemas al interior del grupo, desde las drogas y peleas por los derechos de autor hasta el accidente cerebrovascular que le cobró la vida a Cerati.

• ¿Cómo recuerdas a Gustavo, sientes que de alguna manera te quedó pendiente algún tema o proyecto con él?

– Sí, en verdad. Los accidentes te lo llevan tan rápido, que siempre queda algo por decir. Teníamos planes, proyectos, habíamos recuperado la relación, estábamos más grandes y podíamos hablar de muchas cosas. Son cosas que pasan. Lo extrañamos un montón. Había una forma de trabajo, una relación de diálogo. Sabemos que está ahí y es muy emocionante trabajar en solo con las voces, el poder editar los mejores momentos, es como si estuviéramos en el estudio juntos. Extrañamos su presencia.

Zeta, además, reconoció que no quiso abordar en profundidad el accidente cerebrovascular de Cerati, que se produjo el 16 de mayo del 2010 en Caracas, más bien por respeto a la familia del vocalista y porque el libro justamente lo estaba terminando de escribir por aquellas fechas. “Fue un momento muy doloroso para todos. Estaba muy fresco todavía y me parecía que había un proceso con ellos, de intimidad. No considero que sea bueno mostrar al público todo los que hacíamos, cada uno de los sentimientos. No me pareció apropiado mostrarlo en el libro, estaba muy fresco el dolor y es una cuestión que espero que entiendan y que se puede respetar. Toda la familia Soda esta muy dolida, no era el momento y el lugar. Esta última etapa, me hizo reflexionar mucho sobre lo que tuvimos e hicimos, ahora que ya no lo tenemos. Recién ahí tomé conciencia de quien era Gustavo“.

También el músico se refirió al musical-homenaje de Soda que se realizará con el Cirque du Soleil. “Es una fábrica de magia y nos pareció una buena idea de intentar algo. Pudimos transmitir lo que significó esta banda para Latinoamérica. Vamos a estar con Charly (Alberti) y va a ser algo increíble, inolvidable, una experiencia completamente distinta incluso para mí, que lo disfrutaré desde la butaca, así que supongo que me va a sorprender también“, dijo.

/ Showbiz / Publimetro – Foto: Jonatan Moreno /

“Mirá que a partir de ahora cambia todo. Tu relación con la gente va a ser distinta y no vas a poder decir siempre lo que pensás. Vas a tener que medir el efecto que eso produce”, fue el consejo que recibió Zeta Bosio de un productor en los días que Soda Stereo era algo serio.

“Yo conozco ese lugar” (frase del tema “Lo Que Sangra (La Cúpula)”, clásico de Soda Stereo del disco Doble Vida de 1988) es un conjunto de relatos que todo fan quiere conocer sobre la vida de uno de los fundadores de la banda. Zeta Bosio, junto a Gustavo Cerati y Charly Alberti, le dieron vida a un grupo que se consagró en la Argentina y que conquistó América Latina con sus canciones. El bajista del grupo tomó el desafío de abrir su archivo y recordar su carrera, cargada de miles de anécdotas y logros.

Fueron cuatro años de trabajo. Horas de grabaciones para dar con la historia indicada. “El proceso fue mutando y coincidió con la situación que le tocó vivir a Gustavo que me hacía ver las cosas desde otro lado. Me ayudó a madurar“, contó Zeta Bosio durante la presentación del libro.

La obra toma interés con historias emocionantes. “Es el relato de un viaje que está plagado de situaciones y aventuras que salimos a buscar con Soda. Éramos chicos que nos queríamos divertir“, recordó Bosio. Una de las tantas situaciones curiosas que les tocó vivir al grupo fue durante su primer viaje a Europa, en 1986, que coincidió con el recordado partido entre la Selección argentina y su par de Inglaterra, durante el Mundial de México. “El día que se jugó estábamos en un importante festival en Londres donde cerraba Simple Minds. Había más de 250 mil personas y los grupos que iban subiendo al escenario iban tirando datos sobre el partido. Nos enteramos que ganamos y fue una alegría tremenda, pero no pudimos festejar“.

Los primeros capítulos de “Yo conozco ese lugar” tienen detalles de la vida familiar del músico. Padres italianos que llegaron a la Argentina para vivir su propia historia. Tanto Héctor, su verdadero nombre, como Zeta conviven sin ningún problema dentro de una misma persona. “El tano me sale cuando me enojo. A medida que voy creciendo, voy llegando a la edad en la que recuerdo a mi padre y me voy pareciendo en muchas cosas. Crecimos con informaciones completamente distintas, el era más básico. Mí vida me la hice más complicada. Me siento orgulloso de mis orígenes y la gran aventura de mis padres en llegar a un país distinto y la valentía que tuvieron“.

Para este trabajo, Zeta estuvo leyendo distintas biografías con el fin de cerrar algunas ideas. Una que le llamó la atención fue la vida de Paul McCartney. “Me tomé un largo tiempo en leerla. La iba degustando día a día. Terminaba un capítulo y se lo contaba a mis amigos“.

En los últimos tiempos se conocieron distintos libros que trataron sobre la vida de Soda Stereo y, en especial, de Gustavo Cerati. “Se contaron muchas cosas y todos tienen el derecho a escribir. La historia del grupo ya le pertenece a la gente. Este libro es el relato de una persona que estuvo en la banda. Puede ser más ajustado a la realidad, pero tampoco es la verdad definitiva, uno se basa en recuerdos. Esperé hasta el final para que la lea Charly. No quería que me la edite toda. Me iba a terminar peleando (risas)”.

/ TN.com.ar /

Desde los primeros días de Abril se encuentra a la venta “Yo conozco ese lugar”, la autobiografía de Zeta Bosio. Editado por Planeta, se podrá adquirir en Argentina, Chile y Uruguay.

Luego de varios años de trabajo, tras grabaciones y varios encuentros con la editorial, sale a la venta “Yo conozco ese lugar”, la autobiografía de Zeta Bosio. Un recorrido en primera persona de uno de los pilares de la banda más importante de Latinoamérica. Se trata del primer libro oficial editado por alguno de los integrantes de Soda Stereo, tras más de 30 años de trayectoria.

El punto de partida de este proyecto se encuentra en 2011, cuando el propio Zeta confesaba que la idea surgió por la motivación de la gente que lo rodeaba: “mis amigos me decían ‘vos tenés que escribir un libro y contar todo esto. Dale, anímate, después de tantos años tiene un valor’“. Desde un primer momento se tuvo en cuenta la idea de agregar imágenes inéditas al relato histórico del músico como fundador e integrante de Soda Stereo.

El proceso de desgrabación de las más de 1000 horas de entrevistas, e incluso de la escritura de las mismas, ubicó a Zeta Bosio frente a la realidad vivida tras la partida de Gustavo Cerati. “Es mi hermano del alma, mi compañero en todo esto, por lo que, mientras más pensaba en mis historias, más me daba cuenta que él estuvo involucrado en miles de ellas. Muchísimas. Por eso, es obvio que todo lo que le sucedió también precipitó esta decisión de armar un libro. Gustavo es parte de mi vida, lo extraño, y todo lo que pueda incluir de él lo haré con mucho amor y respeto“.

Zeta vivió este proyecto como una especie de terapia, un mirarse al espejo que permitirá, quizás, comprender finalmente la magnitud del mito llamado Soda Stereo. Dividido en capítulos, “Yo conozco ese lugar” atraviesa la infancia del músico, sus estudios y la explosión del trío por Latinoamérica. “La idea es contar como alguien normal como yo, un joven con expectativas como cualquiera, vivió toda una situación de locura, de éxito y de un escenario totalmente inesperado“.

Expone, además, anécdotas e historias no conocidas del trío. Grabaciones, giras, peleas, los inicios. En definitiva parte de la interna del motor que llevaba adelante a Soda Stereo. En Argentina el libro ya está disponible, con un precio que ronda los $360. En Uruguay costará alrededor de $600, mientras que en Chile llegará a las librerías en el mes de Mayo.

/ EnRemolinos.com – Palabras de Zeta Bosio: El Mercurio /
/ Foto: Martín Delgado /

Página 1 de 11