null


En una entrevista ante el público de la conferencia que le realizó el periodista Federico Ini, la primera referencia a la tecnología, que hizo Charly Alberti fue sobre Steve Jobs. El artista y emprendedor comentó que cuando Jobs regresó a Apple dijo que la empresa no tenía ningún producto digno de él para vender. “Necesitaba un año para generar un producto digno y recuperar la empresa. El era un artista y la tecnología era una de sus herramientas. Era un gran comunicador. Se planteó que no tenía equipos pero sí una legión de usuarios famosos que mataban por la manzanita”, señaló.

Para mi la tecnología es una herramienta –continuó- y la música fue el arte donde primero se desarrolló. Fue una cuestión de peso: se necesitaba procesar y archivar música.

Consultado sobre la importancia del canal tecnológico en su vinculación con la gente, Alberti comentó que en el caso de la música el impacto de la tecnología tuvo un costado negativo porque a través de la piratería se destruyó el negocio. “Hoy me escucha más gente pero no paga. El 50% de los ingresos de un músico tenía que ver con regalías que cobraba. Pero por otro lado, está el contacto directo con la gente. Eso es bueno”, dijo Alberti. Además, destacó que ante tanta piratería hoy la gente no sabe qué escuchar. “La música debe ser gratis decía Steve Jobs y yo pregunté por qué no regalaban los Ipods en lugar de la música. Así se perderían menos puestos de trabajo supuestamente. Entonces creo que es un tema controversial porque hoy las compañías tecnológicas te venden un aparato donde se puede bajar música pirata”, agregó. Y continuó: “Hay gente que te discute que la música es gratis. Anda vos a trabajar y pasame tu sueldo. Es un tema de grande debate”.

Alberti rescató la comunicación directa con la gente que permite la tecnología pero advirtió que ese vínculo debe ser encarado responsablemente. “Yo no uso un community manager. Mis cuenta las manejo yo por cuestión de respeto. El artista no debe perder su lado artístico. Propone, y la gente acompaña o no”, explicó.

En cuanto a su activismo por la defensa del medio ambiente, dijo que el problema ambiental es el más importante que enfrenta la humanidad. “La solución del tema ambiental nos compete a todos. No es cuestión sólo de los gobiernos ni las empresas. Si la empresa contamina, no compres. El poder está en los ciudadanos más que nunca y en ese sentido el poder de las redes sociales es inigualable”, explicó.

Alberti está trabajando como asesor del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, en temas ambientales. “Pero también meto la mano en otros temas, como tecnología”, aclaró y mencionó el lanzamiento de Yo Participo, en el que colaboró junto a Roberto Reale, también funcionario provincial. “Es una herramienta para escuchar a la gente. No que te insulten sino de compartir el sueño de la gente. Ese es el punto fundamental”, señaló.

El mundo entra en un proceso de cambio tremendo –continuó-. Estamos ante un cambio del paradigma económico mundial. No puede ser que Europa esté paralizada teniendo la riqueza que tiene, aunque han devastado su continente. Hoy no se da importancia a cosas que tienen valor, como la felicidad. En la economía del nuevo paradigma sí se contempla la felicidad como tema fundamental.

Alberti destacó que la tecnología y su defensa del medioambiente no son contradictorias sino que ambos temas van de la mano. “Gran parte de las soluciones van a venir del lado tecnológico. Como sociedad hemos llegado a un nivel de desarrollo nunca visto. La tecnología nos va a permitir seguir con nuestro estilo de vida y reemplazar ciertas cosas nocivas, como algunos usos de la energía”, aseguró.

/ EnRemolinos.com /

Aunque sigue ligado al mundo de la música, desde hace un tiempo Charly Alberti dedica la mayor parte de su tiempo al cuidado del medio ambiente. La relación del ex Soda Stereo con la problemática medioambiental no es una novedad: desde 2008 forma parte de The Climate Project para Latinoamérica, un movimiento creado por Al Gore que busca conscientizar a la población sobre el calentamiento global y el cambio climático, y en abril pasado lanzó R21, una fundación para difundir la crisis ambiental global y para generar acciones de mitigación y adaptación.

Hace mucho que trato de colaborar con todo lo que tiene que ver con la ecología. Trabajé con Greenpeace y colaboré con Parques Nacionales“, dice Alberti, quien no está solo en esta misión: su novia desde hace cuatro años, la periodista ambiental Mariana Díaz, lo acompaña y guía: “La naturaleza me apasiona desde chica, cuando iba con mi familia a una isla en Delta del Tigre y al campo. Después tomé consciencia ecológica y decidí especializarme en periodismo ambiental y dedicarme de lleno a conscientizar sobre los desastres planetarios“, cuenta ella.

Charly, además de R21, ¿estás haciendo música?

– Sí. Estoy ensayando con Mole, la banda que lancé con mi hermano Andrés. El objetivo es salir a tocar a principio del año próximo.

¿Cómo es trabajar con tu hermano?

– Nos llevamos bárbaro, pero también discutimos y peleamos. Tiene el plus de que al conocernos mucho entablamos una comunicación en confianza y también nos ponemos límites desde otro lado. ¡Así es laburar con un hermano! ¡Tenemos momentos Gallagher!

Sos amigo de Gustavo Cerati…

– Muy.

¿Lo vas a visitar?

– Poco, no estoy yendo. Me hace mucho daño ir a verlo. Sí hablo con su familia y estoy pendiente de su estado. Me interesa estar al día de lo que le está pasando, pero desgraciadamente no hay novedades.

Su mamá, Lillián, tiene fe en que se despierte…

– Sería lo ideal. Yo no lo sé porque no soy médico, pero también tengo esperanzas. Lo adoro, lo quiero, y lo que mas deseo es tenerlo entre nosotros despierto. No puedo afirmar nada porque todo es incierto. Sólo tengo un gran deseo y es que se despierte.

Leo García es el único que habló en los medios sobre el estado de Cerati.

– Sí, pero él habla porque le gusta salir a decir cosas sin conocimiento y sin respeto hacia la familia. Prefiero no hablar de Leo García porque no merece ni que se lo mencione.

/ Revista Pronto /

Página 3 de 3« Primera...23