null

| EnRemolinos.com

soda stereo, gustavo cerati, web

Lillián Clarke: “Yo sé que Gustavo va a despertar”

14 mayo, 2013

null

Mañana se conmemora un nuevo y triste aniversario para Gustavo Cerati y toda su familia: cuando aquel 15 de mayo de 2010 quedó en coma tras un sufrir un accidente cerebro vascular en Caracas. Los años pasan, pero su madre Lillian Clarke no pierde las esperanzas, así como tantos miles de fanáticos, en que algún día, Gustavo se despierte. En el día de hoy, la clínica Alcla emitió un nuevo parte médico y Teleshow.com estuvo con la mamá del ex líder de Soda Stereo.

• ¿Cómo es su vida después del 15 de mayo del 2010?

– Bueno, un cambio total, te podes imaginar. De estar siempre atenta a Gustavo en sus giras y saber que siempre volvía a comer con sus hijos a mi casa, a este golpe, imaginate lo que fue para mí, muy grave, muy serio.

• Durante estos tres años usted fue un bastión en la familia, ¿en qué basó su entereza y la fuerzas para no bajar los brazos?

– Yo creo que es básicamente porque no soy una persona depresiva, porque yo veo que las personas que son depresivas inmediatamente se achicarían ante una situación al límite como esta, y eso es lo que me ayuda. Y también la fe. Yo tengo fe. Lo miro y digo: ‘va a salir, va a salir’, soy de las que creo que somos cuerpo y alma; del cuerpo se está ocupando muy bien la medicina, y del alma tenemos que ocuparnos nosotros. ¿Quiénes somos nosotros? Sus familiares, los que lo amamos, y el amor es una cura, y va directo al espíritu. Creo que por eso Gustavo todavía a tres años, esta tan intacto y tan bien físicamente.

• ¿Cómo está él hoy y cómo es un día suyo internado?

– Por supuesto que está en cama, pero lo sientan dos veces al día, de mañana unas horas y de tarde también. Se le hacen todo tipo de masajes y cosas para activar su musculatura y ahora, morfológicamente, como dicen los médicos, está muy entero.

• ¿Qué fue lo primero que pensó el día del accidente, cuando se enteró de la noticia?

– Yo ni sabía lo que era un ACV, nunca lo había sentido nombrar, ni en mi familia nunca había ocurrido, así que me alertó una periodista que no recuerdo el nombre, cuando me dijo: ‘¿Se enteró que su hijo tuvo…’ ‘¿Cómo?’, respondí. Porque me habían hablado de que se descompuso, pero como al otro día había reaccionado, yo me quedé muy tranquila, bah, no tranquila, pero pensando que era algo propio de la zona porque estaba en la altura y demás; pero luego vino la realidad, y fue tremendo. Viajamos enseguida para allá.

• ¿Quién la acompaña en esta lucha diaria y quién no?

– No digo quiénes no, porque cada uno es dueño de hacer lo que quiere, pero mi familia total. Mi hija Laura que estuvo a su lado, es una leona, que siempre trabajo con él, durante 20 años y más que hermana es su amiga, Estela, su otra hermana, que vive en City Bell pero que viaja todos los miércoles y jueves para estar con él y conmigo, mis nietos, algunos lógicamente interrumpen en los horarios de estudios, pero están acá siempre presentes, Charly que es un kinesiólogo que estuvo todo el tiempo con él y sigue viniendo todos los días prácticamente…Y muchos otros compañeros.

• ¿Cómo están emocionalmente Benito y Lisa?

– Y bueno, Benito pudo superarlo a través de la música porque es un músico nato, y además está haciendo una carrera universitaria, así que imaginate, tiene para entretenerse y eso lo ayuda. Van siempre a ver a su padre sobre todo los fines de semana y Lisita también tiene mañana y tarde escuela, está terminando el secundario, pero están.

• ¿Y las mujeres, sus amores anteriores?

– Te puedo decir que han venido todas, quiere decir que ha sido un buen tipo. Realmente amorosas y las conozco a todas porque han venido a casa.

• ¿Qué le diría a todas las personas que están atravesando una situación similar a la de su familia?

– Lo que hay que hacer son dos cosas en las cuales yo me baso: ciencia y fe, es decir, si no fuera por la ciencia Gustavo no estaría vivo, así que mi respeto más absoluto a la ciencia, pero la ciencia se ocupa del cuerpo y yo soy de las que creo que tenemos algo más que cuerpo. Gustavo escucha y yo le digo: ‘Vamos Gustavo que tenemos que festejar mis 80 que no los pudiste festejar’. Siempre con ánimo y afecto. Lo toco mucho, le digo cosas lindas, le canto, además tiene musicoterapia que eso le hace muy bien. Y bueno muchísima cosas, pero siempre amor.

• ¿Cómo es la química entre ustedes cuando están solos?

– Cómo él no tiene los ojos abiertos, le hablo y cuando le hablo le toco la mano y me aprieta. Viene bien, sabe quién soy, y me escucha. Hay ciertas cositas que nosotros que estamos muy cerca de él las vemos y eso nos da expectativa de que al menos no va para atrás. Es muy lento, el problema cerebral es una cosa muy grave, muy seria, no hay que minimizarla, hay que tener paciencia, enorme cantidad de paciencia y saber que son pasitos de a poco. Lo importante es rogar para que no retroceda y gracias a Dios esto no está pasando.

• ¿En estos 3 años tuvo o tiene preguntas qué todavía no tienen respuestas?

– Siempre va a haber una: ‘¿por qué ocurrió?’ Uno puede atribuirlo a muchas causas pero no se sabe muy bien por qué, porque tampoco te lo pueden decir.

• Si Gustavo despertara pronto, ¿qué piensa que sería lo primero que haría? ¿Y lo que no haría más?

– Yo a veces pienso que Gustavo está descansando, lo veo tan placido, porque realmente no sufre ni nada y tiene una cara de una gran placidad. Él ha sido un tipo muy autoexigente, los éxitos y las cosas que él ha hecho han sido no sólo por talento sino a propósito, es un tipo muy trabajador muy laburador, que le gustan las cosas perfectas, y creo que también se agotó psicológicamente, físicamente y emocionalmente, con una suma de otras cosas que yo por ahí desconozco y se dicen… Yo me ocupo de estar siempre a su lado, de hablarle… Yo se que va a llegar un momento que si Dios quiere va a salir.

• Por último, un mensaje para toda la gente que quiere a Gustavo.

– Y que les voy a decir, muchísimas gracias, no hay otra palabra más linda que esa, porque la verdad lo que yo recibo a diario, no solamente oralmente, sino que me traer rosarios, virgencitas… no sé, todas las cosas que hacen los fans que verdaderamente lo quieren mucho a Gustavo y no cesan hasta el día de hoy, entonces que otra cosa más grande que decirles gracias, y un agradecimiento muy profundo no solamente mío, sino también de toda mi familia, y de toda la gente que lo quiere.

/ EnRemolinos.com /