Falleció Leo Satragno, "el primer fan de Soda Stereo"

Falleció Leo Satragno, “el primer fan de Soda Stereo”

Leo Satragno, hijo de Raúl Lavié y Pinky, creador de El Signo. Considerado por Zeta Bosio como el primer fan de Soda Stereo. “Yo a los chicos de Soda los conocí en 1983“, nos contaba tiempo atrás.

Aún pasado el tiempo, y con una carrera artística personal de destaque, Leo siempre estuvo dispuesto a recordar aquellos primeros pasos del monstruo que sería Soda Stereo. Su participación, acotada pero directa, siempre fue motivo de orgullo ante nosotros, los fanáticos, que constantemente le consultábamos sobre anécdotas de aquel génesis.

El primer show de Soda con público fue en Airport y después tocaron en el Stud Bar, ahí los ví por primera vez. Recuerdo que después hiceron Zero Bar que lo tengo grabado en cassette. Aquella noche tocaron de quinteto con Richard Coleman y Daniel Melero. Era la segunda vez que los veía.

Con una memoria privilegiada, Leo nos confirmaba que a su tercera experiencia en un show de Soda, ya en otro pub, los conoció personalmente. “Fui con Dora, la tía de Gustavo. Me invitó, me los presentó, y me hice muy amigo de ellos. Dora es muy amiga de mi vieja desde que yo soy chico y la sigo viendo hoy en día“.

Aquel vínculo entre los Satragno y Soda Stereo se vió plasmado en la filmación de Dietético, el primer videoclip de la banda.
Leo y Gastón Satragno tenían una casa tomada practicamente, que era de su madre, toda graffiteada. Quedaba en un barrio muy lindo de Buenos Aires, a una cuadra de Zero Bar“, recordaba Zeta hace un año en su programa radial. “Ellos tenían ese lugar, podíamos ir a cualquier hora, y ahí filmamos Dietético. Era un lugar inspirador para poder trabajar. Ahí escuché la primera versión de El Signo, por ejemplo. Tenían una salita de ensayo con colchones, algo así“.

Para Leo aquellos primeros pasos de Soda siempre significaron un toque de nostalgia: “Veo documentales de Soda Stereo, veo aquellas imágenes en mi casa y me doy cuenta que me estoy poniendo viejo, se me pianta un lagrimón“.

Me acuerdo que fui a uno de los primeros ensayos de Soda en la casa de Charly, en el cuarto de arriba. Se tocaron dos temas de ellos, y después todos los temas de The Police que se sabían, y dije ¡qué lindo esto, qué lindo!“.

Al ver esos ensayos, Leo entendió que la guitarra no era lo suyo. “Eran tan fans de The Police, y tocaban tan grosso, que noté que no iba a poder tocar la guitarra tan rápido como Gustavo. Escuché a Depeche Mode y descubrí que el tecno era lo mío. Tenía 14 años, algo así. Ahí arranqué en la música“.

Leo y Gastón se fueron proveyendo de diferentes teclados que su padre, Raúl Lavié, les traía de cada viaje. “Ellos a veces nos prestaban sus equipos, otras nos los quedábamos“, recordaba Zeta entre risas.

Tocábamos tres máquinas, en una el bajo, en otra la batería, en otro el teclado. ¡Qué divertido era!“, respondía Leo. “Ya después empezamos a trabajar más profesionalmente. Siempre decimos que nuestra carrera empezó como plomos de Soda, en el Einstein, en varios cumpleaños, había que cargar los equipos y ahí estábamos“.

Recuerdo también las primeras reuniones con Rodríguez Ares que tenían los Soda en mi casa, en el living. Yo me sentaba de oyente, y bueno, aprendí sobre las operativas. Estaba Alfredo Lois también, todos se reunían ahí, y me dejaron diagramar toda la primera etapa de Soda. No la parte artística, de eso se encargaban Gustavo, Zeta y Charly, pero sí lo que yo llamaba la anti-música, el detrás. Escuchando esas charlas es que 30 años después pude ser lo que fui“.

Leo Satragno participó del grupo Art Nouveau en 1986, “me echaron casi al instante“. Un mes después estaba formando El Signo junto al Bahiano. “Era Diciembre de 1986, imitábamos a los Fine Young Cannibals, iguales. Trajecito negro, hacíamos temas darks, rapados. Sacamos un disco que se llamaba igual: El Signo. Y como éramos dos, le dijimos a mi hermano Gastón, se sumó, y ya van como treinta y pico de años“.

En la tarde de hoy, y tras una lucha contra el cáncer, Leo falleció en la clínica Anchorena. Charly Alberti lo recordó en las redes sociales: “Mi gran amigo con quien compartí momentos inolvidables de mi vida. Me quedo con el recuerdo de miles de momentos imborrables… de los veranos en Punta del Este, de tu bondad al abrirme las puertas de tu casa cuando me fui de la mía y hasta de ponerla a disposición para que filmemos el primer video de Soda, de acompañarme en el comienzo de Cybrel, etc, etc. Se te extrañará“.

/ EnRemolinos.com /