Menu Desplegable 
null

| EnRemolinos.com

soda stereo, gustavo cerati, web

EXCLUSIVO: Entrevistamos a Damián Benetucci

24 noviembre, 2010

null

Damián Benetucci, fotógrafo de Gustavo Cerati y Soda Stereo, nos cuenta sus vivencias con la banda en diferentes etapas de su vida. ¿Cómo surge su amor por la fotografía? ¿Como llega a trabajar con Gustavo? ¿y con Soda? ¿Qué sintió al ser parte del regreso de la banda de la cual es fanático? De estas y otras cosas, nos habló en la siguiente entrevista.

• ¿Cómo surge tu interés por la fotografía? ¿Desde un primer momento te interesó fotografiar presentaciones de artistas en vivo? ¿o surgió como una variante a tu trabajo?

– Surge al encontrarme con una cámara analógica de mi padre siendo pre adolescente. Luego, ya en la secundaria, comienzo a tomar fotografías de un modo experimental y comienzo a formarme de manera autodidacta. Nunca tuve dudas de que era mi vocación. Y fue a los 16 años aproximadamente que comencé a ir a shows de grupos que me gustaban en aquel momento y los fotografiaba. Siempre me gustó la música, me acompaña desde que tengo uso de razón y vincularlo con la fotografía fue algo natural y casi lógico.

• Al momento de estar fotografiando a un artista en vivo, ¿en qué aspectos prestás atención para lograr un trabajo correcto? ¿en cuánto influye la escenografía, las luces y la vestimenta en el trabajo final?

– Presto atención, principalmente, en el grupo o artista que voy a fotografiar. Necesito conocerlo previamente, ya sea escuchando su música, como viendo imágenes previas o teniendo alguna charla previa, en el mejor de los casos. Al momento del show, podría decir que mi estilo se dirige en plasmar la emoción del momento, el sentimiento del artista tocando, acompañado con un importante cuidado en la parte formal y compositiva de la imagen. Todo lo que forma parte del show (luces, vestuario, escenografía, etc) son elementos que tengo muy en cuenta para integrarlos a la imagen del artista retratado.

• Trabajando con músicos, ¿Preferís hacer una sesión en un estudio o fotografiarlos en vivo, en su máxima potencia?

– Son dos cosas muy distintas: en una sesión en estudio o en exteriores, uno puede jugar más a construir una estética del músico, partiendo siempre de su música y de lo que quiera trasmitir con ella a nivel visual. Tiene el desafío de adaptar lo sonoro a lo visual, creo que esa es la clave. En el caso de la fotografía en vivo, el músico está mas “protegido” por estar haciendo lo que mas le gusta, que es tocar, y uno sólo tiene que registrar eso con una mirada personal. Las dos opciones me parecen interesantes y no podría inclinarme por una.

• Antes de comenzar a trabajar con Gustavo, ¿eras de escuchar su música? ¿Conocías los trabajos de Soda?

– Era fan de Soda Stereo, a tal punto que el primer cassette que me compré fue Doble vida. Recuerdo que me llamó mucho la atención la tapa del disco y le consulté a mi hermana (que es mayor que yo) por ellos y me los recomendó. Después, comencé a comprar los anteriores discos hasta que después siguieron saliendo sus nuevos trabajos. Al primer show que fui, teniendo 14 años, fue a la presentación de Canción Animal en el estadio de Velez en 1990 y luego no dejé de ir a ninguno. Recuerdo que cuando vivía con mis padres, tenía toda la habitación empapelada con posters de ellos. Y siempre seguí la carrera de Gustavo solista con mucha atención y admiración, sus discos siempre me sorprenden para bien. Uno va creciendo y el fanatismo muta, eso fue durante la adolescencia y ahí quedó.

• ¿Quién te convocó para trabajar en las giras de Gustavo? ¿Cómo fue tu acercamiento personal con él? ¿Qué recordás de aquel primer encuentro ya como un integrante mas de su staff?

– Tuve la posibilidad de fotografiar a Gustavo en 3 shows: el Pepsi 2006, Av Alcorta y un show en el Roxy para La Mega en el 2007. Le acerqué un cd con las fotos, previa presentación a través de Fernando Samalea, que yo ya conocía y le gustaba mucho lo que yo hacía, y al otro día estaba Gustavo preguntandole por mí. Le habían encantado las fotos. A partir de ahí, comencé a cruzarlo en distintos eventos, de manera casual y muy natural, como si el destino lo quisiera.

Finalmente, un día me comentó lo que iba a ser el regreso de Soda y que quería que yo fuera el fotógrafo de la gira. Siempre me demostró mucho interés por lo que yo hacía y tuvo palabras muy elogiosas cada vez que lo fotografiaba. Nunca voy a olvidar cuando fue la premiación de los Gardel, donde se llevó todos los rubros en los que estaba ternado, y también cubrí ese momento: al finalizar el evento, nos juntamos todos a ver la trasmisión (que era en diferido) y charlando me dijo “vos tenes un don”, que el siempre veía las fotos que le tomaban otros y que de 50 le gustaban sólo unas pocas. Y que cuando veía mis fotos, no había una solo foto que no le gustara. Eso para mí fue determinante para saber que estaba haciendo bien las cosas. Así fue como llegué a ser parte del staff de la gira regreso de Soda, porque Gustavo me eligió al gustarle mucho mi trabajo.

• Recién comentabas que tu primer recital de rock fue el de Soda Stereo en Vélez, ¿cómo es para una persona pasar de ser un simple seguidor a terminar fotografiando tanto a Gustavo, como a Soda e incluso a Andrea Alvarez? ¿qué cambios notables existen entre ese fan y el fotógrafo de hoy en día?

– Como contaba un poco antes, uno va creciendo y se para frente a la vida desde otro lugar. No tengo dudas de que también ellos tienen músicos que admiran y siguen de cerca sus carreras. Para mí fue muy fuerte y me siento un privilegiado de todo lo que viví y sigo viviendo. Hubo momentos en la gira de Soda en la que yo estaba arriba del escenario trabajando durante una prueba de sonido y los veía tocar, y pensaba “qué loco, no? siempre admiré a esta banda y hoy estoy siendo parte de su regreso, y ni mas ni menos que como su fotógrafo!”. Es algo que jamás voy a olvidar en mi vida, porque fui parte de un momento histórico. Sin dudas, marcó un antes y un después en mi carrera.

• ¿Cómo es tu relación con Cerati a nivel laboral? ¿Él marca algunas pautas de lo que busca en las fotografías o te permite total libertad para fotografiarlo en sus recitales?

– Gustavo es una persona que está pendiente de todo lo que ocurre a su alrededor y no se le pasa nada por alto, y las fotos no son la excepción. Pero siempre tuve total libertad para trabajar y luego le iba mostrando tanto a el como a Charly y Zeta lo que iba haciendo. Se sorprendían y disfrutaban de ir viendo el material durante la gira. Con Gustavo aprovechaba mucho las esperas en los aeropuertos o algun viaje en combi para seleccionar material para prensa. Y recibir un llamado a mi habitación del hotel de parte de Charly para felicitarme porlas fotos o que te manden un mail agradeciendo, son gestos de parte de ellos que los definen bastante. Todo fue muy natural y me fui ganando su confianza porque iban viendo el material continuamente. Aparte, no hay que olvidar la expectativa que había dentro y fuera por el regreso de ellos, por lo tanto, las imágenes de los tres Soda tocando en vivo nuevamente después de 10 años eran mas que esperadas.

Fue una gran responsabilidad y una experiencia fascinante a la vez. Ahora pienso, ya pasado un tiempo, que todo lo que yo conocía del grupo por haber sido seguidor de la banda desde chico, me ayudó muchísimo a volcarlo en mi trabajo. Una vez un amigo, que me conoce desde muy chico, me dijo: “nadie mejor que vos para ser el fotógrafo de Soda, si eras super fanático de ellos!”. En algún lugar, inconscientemente, está toda esa data que incorporé desde chico. Y eso se nota en las fotos, tienen la mirada de alguien que los “conocía” de algun modo.

• ¿Cómo es para un fotógrafo estar presente en una gira histórica como la del regreso de Soda Stereo? ¿Cómo viviste esa gira a nivel personal?

– La primera vez que fui a un ensayo de Soda para la gira, fue muy fuerte. Conocía a Gustavo personalmente, pero no a Charly y a Zeta. Así que me los presentaron y enseguida comencé a trabajar. Todo lo que iba pasando era grande y muy emocionante: los viajes, los traslados, los estadios, los hoteles, la gente que colmaba todos los lugares donde tocaron, los paseos, compartir almuerzos o cenas, las salidas, la previa a los shows, el backstage… todo era muy movilizador. Fue una movida gigantesca, con mucha gente trabajando para que todo salga perfecto.

• Si tuvieras que elegir un sólo show de la Gira Me Verás Volver, ¿cuál sería y por qué?

– Creo que eligiría el de Guadalajara, porque fue el 12 de Noviembre y cuando terminó el show se hicieron las 12 de la noche y alguien filtró la información que era mi cumpleaños (el 13) y todos me vinieron a saludar y felicitarme. Después fuimos a tomar algo y me cantaron el cumpleaños.Lo elijo por este motivo, pero no puedo dejar de pensar en shows como el de Bogotá, el de Santiago, el de Cordoba o el último River, obviamente. Todos tuvieron sus cosas memorables, un show de música es como una obra de teatro en algun punto, y hay funciones increíbles, otras menos, pero tienen ese vertigo de estar ejecutandolo que lo hace fascinante. Aparte de que el público siempre te sorprende y te devuelve distintas cosas, porque uno está en países con distintas culturas y las reacciones van variando.

• A mediados de 2008 participás de la creación del Libro de Gira Me Verás Volver. ¿Cómo surgió esa idea? ¿Partió de los integrantes de la banda, o surgió por idea propia? ¿Qué se siente al ver plasmado el trabajo personal en un libro?

– La idea del libro ya estaba planteada previamente a la gira, de hecho fue uno de los motivos por los que me convocaron. Había un contrato firmado con Sudamericana donde se comprometían a editar un libro de fotos de la gira. Ahí es donde aparezco y empiezo a reunirme con Gustavo y los managers para charlar acerca de lo que querían y buscaban. Necesitaban un fotógrafo oficial que los acompañara durante todo el proceso. Me mostraron un libro de referencia y así empezamos. Querían no sólo cubrir los shows, sino mostrar la “cocina” de la gira. Luego, una vez terminado el tour, estuve seleccionando y editando el material unos dos meses (Enero y Febrero 2008) y comenzamos a trabajar con Marcelo Fernandez Bitar, quien escribía los textos y Alajandro Ros, que hacía el diseño. El libro finalmente sale editado en Noviembre del 2008, un año después del reencuentro de Soda.

• ¿Qué te pareció el nuevo trabajo de Gustavo? ¿Qué diferencias y similitudes le ves a Fuerza Natural con respecto a Ahí Vamos?

– Me encanta Fuerza Natural, lo fui descubriendo con el tiempo, y es de esos discos que necesitan ser escuchados mas veces o con un nivel de atención mayor. Ahí Vamos es un disco más potente y directo, con un sonido claro y definido, que hace que uno lo disfrute desde la primera vez que lo escucha. Fuerza Natural es un viaje que hay que recorrer, como un paisaje, lleno de sutilezas. Escuchar los ensayos previos a la gira, que iba a fotografiarlos, me sirvieron para disfrutarlo y apreciarlo mucho mas aún.

• Siendo que viviste ambas giras por dentro desde el comienzo, ¿qué diferencias notás entre lo que fue la gira de Soda Stereo y la gira Fuerza Natural?

– No son comparables porque una fue el regreso de una banda que hacía 10 años no tocaba y había una expectativa y demanda enormes: por historia, por trayectoria, por lo que significa Soda en todo Latinoamerica. Las giras de Gustavo solista tienen otra intención, la de seguir con su carrera, la de presentar material nuevo. Es un artista que sigue creando su música, versus la reunión de un grupo que ya no existe, que dejó de producir material nuevo y se juntó para hacer algo muy concreto como esta gira en el 2007. No podría compararlas…

• Teniendo en cuenta que la banda de Fuerza Natural está integrada por 6 personas junto a Gustavo Cerati, ¿quién dirías que es la persona mas fotogénica del grupo? ¿A quién destacarías por las fotos que te permite obtener?

– A todos, todos tienen lo suyo y son muy interesantes para fotografiarlos: Gustavo es Gustavo y su experiencia en esto es inmensa, como el caso de Richard o Sama: son músicos con muchos años de trayectoria que han sido fotografiados miles de veces. Gustavo irradia imágenes constantemente y sólo hay que saber capturarlas: es una persona con mucha energía, muy luminosa, de un talento inmenso, atento y conciente de lo que genera, y es un ícono del rock, su imagen tiene peso por si misma. Anita es un placer para fotografiarla porque tiene una personalidad y un carisma arrolladores. Lean, Nalé y Gonza son super interesantes y cada uno tiene su atractivo para las fotos. Mas aun en vivo, donde cada uno vive y siente el show a su manera y eso los hace únicos. Son todos increíbles.

• Tus fotografías son publicadas en el sitio oficial de Gustavo, y repartidas para la prensa. ¿Cómo es el proceso de selección de las mismas? ¿Cerati participa en algún momento de esa elección?

– En el caso de la gira de Soda, yo le mostraba material del show preseleccionado por mí, dandoles opciones para que eligiera. En general, tenía que mandar 10 fotos del show para la prensa en cada una de las fechas donde se presentaban, asi que ya le mostraba a Gustavo material especificamente para este fin: que hubiese tomas de la puesta del show, de los tres juntos, individuales de cada uno, etc. Después le mostraba cosas de lo cotidiano de la gira misma, pero eso tuvo su espacio en el libro que finalmente se editó.

• Viéndolo a la distancia, ¿qué te aportó a nivel personal y laboral el hecho de trabajar para Gustavo y Soda Stereo? ¿Cambió tu vida en algún aspecto?

– Cambió mucho por varios motivos: era mi banda favorita de la adolescencia, era el regreso de ellos después de 10 años sin presentarse en vivo, me tocó trabajar junto a un equipo de gente super profesional, talentosas y con una capacidad inmensa, pude estar en un lugar y momento histórico, conocí distintas ciudades y países, viví una experiencia única e irrepetible y fue un salto profesional inmenso para mí. Guardo los mejores recuerdos y volqué todo lo aprendido en lo que vino después en mi carrera.

• Seguramente tu trabajo te permite soñar con algún día retratar a alguno de tus artistas favoritos. ¿A qué grupo o solista te gustaría fotografiar?

– Creo que son innumerables los artistas que me gustan, por suerte ya he podido fotografiar a varios que admiro y hasta conocerlos personalmente. Pensaría más en artistas del exterior, no tanto en vivo sino tener la posibilidad de hacerles una par de retratos a ellos personalmente: como Bjork, Beck, Pj Harvey, Paul McCartney, Beth Gibbons, Bowie, Iggy Pop, Nick Cave, Lou Reed, Madonna, Prince, Bob Dylan, David Gaham, Thom Yorke, Bono, Amy Winehouse, Charlotte Gainsbourg, Fionna Apple… se me ocurren muchísimos, sería eterna la lista de nombres!

• Muchas gracias por la buena onda!

– Les mando un saludo enorme a todos los integrantes de EnRemolinos.com y sus seguidores. Gracias a ustedes por la entrevista.

/ EnRemolinos.com /