Menu Desplegable 
null
“”

soda stereo, gustavo cerati, web

EXCLUSIVO: Entrevistamos a Andrea Alvarez

14 marzo, 2010

null

Andrea Alvarez, quien formara parte de Soda Stereo durante las giras Languis y Canción Animal, nos cuenta sus vivencias junto a la banda.

• Si bien hoy en día existen muchas bateristas y percusionistas mujeres, a comienzos de los 80s no era muy común que digamos. ¿A qué edad comenzaste a darte cuenta que la percusión era a lo que querías dedicarte? ¿Te jugó en contra en algún momento el ser mujer en un género tan machista como el rock?

– Yo empiezo a hacer música en los 70, antes de entrar a la escuela primaria. Cuando ya entré en la adolescencia, la batería (con el rock como disparador) fue como un llamado en mi vida, lo tomé naturalmente, como casi todo lo que me pasa. Nunca pensé ni sentí hacer otra cosa de mi vida que no fuera la música, esa es la verdad. Nunca tuve problemas de vocación, de ver qué hacer de mi futuro… nunca. Siempre sentí que era eso lo mío.
El rock es machista porque se encuentra dentro de una sociedad machista y es una expresión de la cultura popular con todo lo que esto trae. No es mas ni menos machista que cualquier género, profesión o la vida misma. Me costó ser yo, como el ser humano que soy. Yo creo que lo que mas cuesta es ser aceptado/a teniendo una personalidad fuerte. La gente más sumisa (mujeres y varones) son las mas aceptadas por la sociedad.

• A mediados de 1989, luego de la segunda parte de la Gira Doble Vida, te integrás a Soda Stereo. ¿Cómo te propusieron ser parte de la banda? ¿Tenías trato con alguno de ellos antes de tu ingreso?

– Yo a ellos los conocía por la música en Buenos Aires, nos conocíamos todos. Yo tocaba en Viudas e Hijas y hasta compartimos fecha. Después, yo me fui a vivir a New York y ahí también seguí mi amistad mas que nada con Charly. Fui a los ensayos y pasé por el estudio en” Doble Vida”, y cuando volví a Buenos Aires un día me crucé con Gustavo, de casualidad y le sugerí de tocar… Ellos justo estaban preparando la gira, fui y quedé.

• ¿Qué opinión tenías sobre Soda antes de ingresar al grupo? ¿Eras de escuchar sus trabajos o te mantenías un poco al margen de lo que realizaba la banda?

– A mí la verdad es que me gustaba otra música y no tenía ni idea de las canciones. Solamente las mas obvias… pero muchas canciones eran nuevas para mí en los ensayos. Me gustaban porque son buenísimos, pero no era la música en donde yo estaba en ese entonces.

• Para la Gira Languis de 1989, además de tu ingreso, comienza la participación directa con la banda de Tweety González como tecladista. ¿Qué relación tuviste con él? ¿Sirvió en algún aspecto el no ser la única nueva artista en ingresar a Soda en ese momento?

– Conozco a Tweety desde mucho antes que eso, años antes. Él seguramente fue un punto a favor en mi ingreso a la banda. Pero nuestras funciones eran muy distintas. Él era muy importante musicalmente hablando, lo mío era mas energético, de show en vivo… mi trabajo pasaba por otro lado.

• Gustavo mencionó que Canción Animal fue realizado primeramente por él en su casa, y que luego fue retocado por todo el grupo antes de la grabación final. ¿Cómo recordás aquella primera escucha por parte tuya de ese demo?

– Recuerdo perfectamente haber escuchado el demo en su casa, recuerdo que sonaba casi igual que lo definitivo, prácticamente estaba cerrado. Para mí es el mejor disco de Soda y uno de los mejores de la historia del Rock Argentino. Creo que me gusta mas ahora que en el momento en que estaba siendo parte. Cuando lo escuché por primera vez… no entendí mucho por dónde iba la idea de Gustavo… pero me dejé llevar porque era su historia y mi función era acompañarlo en el recorrido.

• ¿Cómo fue la dinámica del grupo durante la grabación del disco tanto en Buenos Aires como en Estados Unidos? ¿Te plantearon cómo querían que fueran tus aportes? ¿o te dieron libertad total en la creación de sonidos de tu parte?

– En algunas cosas me dieron libertad y en otras me decian qué tocar. Pero lo mío, repito, era mas de show en vivo. Yo recuerdo llegar a Miami después de que Charly había terminado con la parte de batería. No recuerdo mucho mas… esperar hasta que me tocara el turno, divertirnos…

• Al momento de estar grabando Canción Animal, ¿preveían el éxito que finalmente tuvo?

– No, para nada. Y no creo que ellos se dieran cuenta en el momento. Yo estoy super orgullosa de haber sido parte de ese disco y de lo que significó en todo ese momento.

• Hasta tu ingreso, Soda no había tenido en toda su historia un percusionista mas allá del trabajo de Charly Alberti. Viendolo a la distancia, ¿qué crees que era lo que buscaban con tu inclusión en la banda?

– Yo creo que Soda corrió el riesgo. Era la primera vez que una mujer ingresaba como músico, como instrumentista, como parte de la música, no solo de las voces. Y en el escenario mi papel fue creciendo cada vez. Y era marcar tendencia. No era solamente musical la inclusión, era todo un símbolo. Musicalmente yo hacía muchas cosas electrónicas además de lo acústico y las voces. Todo tenía que ver con la música que estaba pasando. La unión combinaba perfecto.

• ¿Cómo fue tu relación con Charly durante tu participación en Soda? ¿Eran de hablar mutuamente sobre diferentes cuestiones que tuvieran que ver con la percusión y el trabajo de ambos?

– Nosotros éramos y somos muy amigos. Y éramos también bastante compañeros en la banda. Musicalmente las ideas venían mas que nada de Gustavo, y se basaban mas que nada en seguir un estilo, una forma, una identidad de la banda. Había que entender eso mas que otras cosas.

• En Diciembre de 1990 Soda se presenta en Vélez, siendo el primer grupo argentino en llenar un estadio de fútbol. ¿Qué recuerdos tenés de esa presentación?

– Recuerdo muchísimo, obviamente. Recuerdo la ropa, las preparaciones, todo!. También la angustia del bajón, el “después”, es más… creo que ni bien terminó el show, yo decidí internamente que me iría de la banda, que la etapa estaba cumplida en ambos lados. Y lo hice después del Gran Rex.

• Justamente, luego de la serie de 14 conciertos en el teatro Gran Rex dejas el grupo. ¿Cuáles fueron los motivos de tu alejamiento de Soda Stereo? ¿En algún momento te reprochaste o sentiste que fue una decisión equivocada?

– Me costó mucho decidirlo, porque yo sentía que tenía que ir por otro lado y que además la musica de Soda estaba rumbeando para un lado que no tenía nada que ver con lo que yo hacía. Pero a la vez, era un lugar en donde todo el mundo quería estar. Por eso me costó decir “hasta acá está bien pero ya fue”… Y pasó medio en conjunto. Yo ya lo había decidido internamente y me junté con Gustavo y lo charlamos y desde ahí quedamos, como bien puede verse… en muy buena relación.

• A mediados de 1993 Soda se separa por primera vez a pedido de Gustavo. Sin embargo él mencionó en varias entrevistas que luego de la Gira Animal y de la presentación en la 9 de Julio, sentía que el grupo había llegado a lo mas alto que podía llegar. Siendo que vos fuiste parte justamente de esa Gira Animal hasta medidados de 1991, ¿qué opinás al respecto?

– Es tanta la presión que se siente (y lo digo viéndolo medio desde afuera ya que yo estaba en el medio de todo pero la fama no era mía) que todo el tiempo pareciera que está todo mal y a punto de explotar. Pero forma parte de esto que es el éxito en la música y en el espectáculo. A mí me pareció bien pero porque yo creo mucho en los cambios y justamente descreo de quedarse en un lugar de éxito solamente porque alguna vez funcionó… para mí cambiar está bien.

• En 1997 participás como invitada de El Ultimo Concierto. ¿Qué sentiste arriba del escenario sabiendo que Soda Stereo se estaba separando? ¿Vos elegiste o te propusieron tocar La Cúpula?

– Cada invitado tocaba una canción que había marcado simbólicamente su ingreso a la banda. La Cúpula era un momento en donde ellos me llevaban a lucirme. Eso era histórico y por eso lo eligen. Yo había sido madre, hacía mucho que no estaba en el escenario así que lo que para todos era despedida, para mí era una fiesta. Además, como te dije antes: yo estaba de acuerdo con que cada uno siguiera su camino en la vida.

• Durante la premiación a Soda Stereo en el 2008 como Personalidad del Año, participás tocando algunos temas con Zeta y Gustavo. ¿Qué fue lo que pasó con Charly en ese momento? Porque los medios han manejado varias hipótesis al respecto. ¿Y qué sentiste al estar en su lugar?

– Fue la entrega al premio “personalidad del año”. Esto lo organiza CAPIF, ese año se lo dieron a Soda. Era un show, donde estaba todo el mundo de la música, prensa, etc. Yo casi no voy, porque estaba dando clase… pero mi amiga quería que la lleve y mi prensa me dijo que estaba bueno aprovechar para contarle a los medios de mi disco. Fuí, me encontré con ellos, todo bien y al final de la fiesta todos querían que toquen. Charly no estaba de acuerdo por razones bastante entendibles: razones técnicas. El escenario no era del nivel de Soda. Estaba ok, pero… no era del nivel al que Soda estaba acostumbrado. Y… de verdad no era que tenían que tocar, eso fue fuera del programa.

Charly ya se había ido y medio en broma dijo que si querían tocar que lo hiciera yo en su lugar, pero fue muy en broma. En un momento me llaman, me explican el plan y así de repente salimos a tocar con Gustavo y Zeta. Muy divertido, sorpresivo… muy de todo.

Después la prensa dijo cualquier cosa, pero cuando me encontré a Charly en un evento nos reíamos juntos de todo eso. Yo con él sigo teniendo una amistad, así que… fue algo fuera de contexto casi como una broma interna. Nada importante. Aunque para mí fue como si hubieran organizado toda esa fiesta en mi honor! Fue muy lindo ese recuerdo.

• Siendo hoy en día una artista consagrada, e incluso muy querida por los viejos fans de Soda, ¿qué sentís que ganaste, y qué perdiste estando en Soda Stereo?

– Perder no perdí nada. Ganar, un montón de cosas: profesionalismo, musicalidad, experiencia musical, experiencia como persona… todo fue aprender y aprender!

• En el 2002, en tu primer disco como solista, invitás a Gustavo y a Zeta a participar de ese trabajo. ¿Cómo es tu relación con ellos después de tu pasaje por Soda Stereo?

– La verdad es que los quiero. Me siento cerca aunque no los vea, forman parte de mi historia. Esa es la relación.

• Muchas gracias Andrea por esta entrevista!

– Les mando un saludo grande, y les deseo lo mejor!

/ EnRemolinos.com /