Menu Desplegable 
null
“”

soda stereo, gustavo cerati, web

EXCLUSIVO: Entrevistamos a Alejandro Terán

16 enero, 2010

null

Alejandro Terán, quien formara parte de Sueño Stereo, El Ultimo Concierto, y quien fuera el director del 11 Episodios Sinfónicos, nos cuenta sus vivencias junto a Soda Stereo y Gustavo Cerati.

• ¿Cómo llegás a participar en Sueño Stereo de Soda en 1995? ¿Habías tenido contacto con alguno de ellos anteriormente?

– Un periodista amigo de Gustavo llamado Pablo Schanton había venido a escuchar a la orquesta Mulo, extraño combo que diseñábamos con Axel Krygier. Al parecer quedó bien impresionado, porque nos hizo entrevistas y le habló a Gustavo de nosotros. El Mulo era, como su nombre lo indicaba, el híbrido total: una orquesta de referencias estéticas tan licuadas como cuando uno mezcla cuatro gustos de helado hasta que ya no se reconoce un color independiente.

• Según tu vivencia, ¿qué ambiente recordás había por entonces en Soda Stereo luego de un parate de casi 2 años? ¿cómo eran las sesiones de grabación de Sueño Stereo?

– Las sesiones previas a la grabación fueron en Supersónico, la vieja sala de la calle Naón. La grabación de los cuartetos se hizo luego en Moebius, un pequeño estudio (que no sé si funciona aún) que se especializaba en grabar cuerdas. Yo era muy joven y los músicos para la sesión me los sugería mi padre, y recuerdo que no me gustaban para nada. Pero Gustavo me pareció muy hábil para sacar lo mejor de cada uno y finalmente las cosas quedaron bien.

• Siempre se dijo que Soda Stereo era prácticamente Gustavo, y detrás venían Zeta y Charly. Siendo que vos participaste de la grabación del último disco de la banda, ¿qué podés comentar al respecto? ¿era realmente así? ¿cuál es la sensación que te dejó ese trabajo en conjunto?

– A nivel artístico mi relación ha sido siempre con Gustavo, y él era, sí, el líder estético de la cosa. Con Zeta y a Charly me une una simpatía personal, pero nunca he trabajado en lo conceptual con ellos.

• Bajo tus conocimientos musicales, ¿cómo explicarías un crecimiento tan grande como el que tuvo Soda desde su primer disco, hasta Sueño Stereo, en tan sólo 11 años de carrera entre uno y el otro?

– En lo específicamente musical la explicación es muy sencilla: Gustavo es un músico de una calidad completamente excepcional, un gran cantante y un guitarrista increíble. Esto, además de su virtuosismo como productor y como compositor: Cerati es un superdotado musical, y cabe esperar de él muchas sorpresas y cambios de timón, aún. En cuanto al fenómeno de Soda Stereo en sí, hay muchos otros parámetros (sociales y culturales) que convirtieron a la banda en un ¨signo de los tiempos¨.

• ¿Qué experiencia de vida te dejó El Ultimo Concierto con Soda Stereo? ¿En ese preciso momento se siente en el ambiente el tema de la separación sin ser integrante de la banda?

– Aquella gira del Ultimo Concierto fue muy grata para mí, porque viajamos con un grupo muy divertido: Axel Krygier, Gustavo, Analía Gómez… Nos escapamos al Caribe en unos día libres y lo pasamos increíble, en Morrocoy con nuestras patas de rana y snorkels. Buceo psicodélico! Nosotros estábamos en pleno entrenamiento marcial oriental, teníamos claro que los finales son siempre comienzos y no nos preocupaba en lo más mínimo la parte ¨empresarial¨ del asunto (como siempre). Quizás incluso, funcionamos en ese viaje con Axel como alegradores del clima, porque la ¨institución Soda Stereo¨ no significaba nada para nosotros. Humanos viajando, haciendo música y divirtiéndose, y nada más.

• ¿Cómo surge la idea de Gustavo de realizar un disco como Bocanada, con la participación de una orquesta? ¿Qué recordás de la grabación de Verbo Carne en Londres con la orquesta local?

– Gustavo me dijo: – Este tema me sugiere una situación orquestal.

– Bueno, podemos armar algo acá con amigos… le respondí.

– No, no… Yo me imagino, no sé, la Sinfónica de Londres, en Abbey Road.

– Ah, bueno.

La Orquesta de Londres es tan increíblemente poderosa, precisa y expresiva, que la primera toma nos dejó literalmente mudos, con los ojos rojos y un nudo en la garganta.
No sabíamos qué decir! Nos emocionó el resultado de tal manera que aquella impresión determinó después la gana de hacer los Episodios Sinfónicos.

• Viéndolo a la distancia, luego de la separación de Soda ¿qué opinión te merece un disco como Bocanada?

– Bocanada me parece poético, personal, un poco susurrado, con varias vistas de los paisajes interiores… Es uno de los discos más refinados de Gustavo, y lo veo especialmente resistente al paso del tiempo.

• ¿Cómo surge el proyecto del 11 Episodios Sinfónicos? ¿Qué reacción tuviste al llegarte esa propuesta?

– Los Episodios no fueron idea de Gustavo, ni mía. Fueron producto de la insistencia de Diego Sáenz, motor del proyecto. La única reunión por ese asunto fue en un auto y duró cuatro minutos. Yo venía escribiendo orquestas virtuales del tipo del cine Clase B, por diversión. A Gustavo le interesó esa sonoridad, me alentó en ese sentido y me sugirió que las versiones no fueran demasiado dark. Bajé del auto. El siguiente encuentro fue el primer ensayo, con la partitura terminada: no se hizo ni una sola corrección.

• ¿Existieron algunos otros temas ensayados o pautados previamente que finalmente no formaron parte del proyecto?

– Uno: En Remolinos. Por más que le dimos vueltas a las versiones orquestales, no conseguí una sonoridad que le agregara algo a la original.

• ¿La lista de temas fue armada entre vos y Cerati? ¿O participó alguien más en la elección?

– No la armó nadie, creo…Fui haciendo temas que me parecían más aptos para llevarlos a la orquesta. Seguro Gustavo sugirió alguno y Sáenz también, pero no recuerdo. Después escribí Lisa y el otro que no me acuerdo y los tocamos con las orquestas de México y Venezuela

• Pocos meses después de realizarse el concierto en el Teatro Avenida, se viene con todo la crisis en Argentina. ¿Crees que el proyecto en sí del 11 Episodios Sinfónicos hubiera tenido aún mas repercusión o hubiera dado para más de no haber ocurrido dichos hechos? ¿Quedó algún proyecto truncado a raíz de ello?

– Mi vida como músico tiene muy poco que ver con el dinero. Es más: mi vida en general tiene muy poco que ver con el dinero! No tengo auto, ni propiedades, ni cuenta en el banco, ni ahorros, ni crédito, ni nada que una crisis económica pueda modificar sustancialmente. El dinero sólo cumple funciones prácticas de básica subsistencia de mi tribu. Ah! y mantiene cierto ocio de una ex-mujer pícara que, periódicamente, me manda horribles abogados con caras de Rottweiler. Los Episodios iban a ser originalmente sólo un show de televisión digital (ni CD ni DVD estaban contemplados, y mucho menos una gira internacional como la que hicimos!) Así que finalmente, para ser algo tan raro, rindieron bastantes frutos prácticos.

Los Episodios tienen, además, algo espiritual potente que no sé a qué se debe: mucha gente me ha comentado que surten un efecto iluminador, de energía positiva. Yo supongo que esto debe ser la consecuencia de tanta gente trabajando junta con tan buena vibración, dejando todos lo mejor de sí…

• Luego de la gira del 11 Episodios, ¿seguiste en contacto con Gustavo? ¿cómo es tu relación actualmente con él?

– Siempre estamos en contacto. Hice unos brasses para Fuerza Natural, en el tema He visto a Lucy. Cuando nos encontramos, charlamos y hacemos un poco de filosofía; también nos reímos bastante. Nos divierte que siempre nos crucemos en proyectos más bien bizarros…

• ¿Cómo viviste el regreso de Soda Stereo en el 2007? ¿Te enteraste por los medios como todos nosotros?

– No recuerdo cómo me enteré… Fuimos al show con mi mujer María (que de adolescente en los 80s consideraba a Soda Stereo como ¨lo careta¨) y la pasamos súperbien: a Gustavo se lo veía muy desenvuelto como showman, relajado… Quedé realmente impresionado por el desarrollo de su sonido de guitarra, además. Fue notable la evolución de él como artista-performer en esa década de investigación y curiosidad.

• Nunca faltan las críticas que hablen del interés por la plata, incluso Cerati lo comentó en la conferencia de prensa del 20 de Setiembre, ¿qué opinás sobre ese tipo de comentarios?

– La plata sirve a fines nobles cuando está en manos de personas nobles, y viceversa. Cuando veo a Gustavo en su estudio dejando toda su energía en una búsqueda artística, obligándose a una exigencia musical altísima, y obteniendo al final gran belleza, intuyo que en su caso, el dinero no le hará mal ni lo volverá perezoso, porque él tiene el don. Y es muy notable cómo no ha perdido ni un punto de entusiasmo.

• ¿Escuchaste el último disco de Gustavo, Fuerza Natural? ¿Qué sensación te dejó? ¿Lo vas a ver en vivo?

– Escuché Fuerza Natural varias veces mientras se estaba gestando, en el estudio de Gustavo, y me impresionaron al principio sus colores acústicos, casi campestres… El elemento psicodélico y la espiritualidad luminosa y optimista también me llamaron la atención. Las letras de Benito! Los coros de Anita Alvarez! Me encanta el disco, y además, grabé a dos tenores con mi sobrino Christian, gusto que quería darme hacía rato.

• Muchas gracias por dejarnos entrevistarte. ¡Te mandamos un saludo de parte de toda la gente de EnRemolinos.com!

– Fuerzas eléctricas 2010 para EnRemolinos.com, que impulsen a la alegría y a la mirada serena!

/ EnRemolinos.com /