null


El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Argentina, nombró a Charly Alberti, como Embajador de Buena Voluntad. Alberti, de reconocida trayectoria internacional como músico y activista en favor del ambiente, participará de numerosas acciones destinadas a sensibilizar y crear conciencia sobre el Cambio Climático.

Alberti, de reconocida trayectoria artística tanto a nivel nacional como internacional, es también un comprometido promotor del cuidado del ambiente y de los recursos naturales. Su actividad en favor de un cambio de conciencia ambiental, es ampliamente conocida y ha trascendido de igual forma en distintos espacios y foros dedicados a la temática.

Para mí es un gran honor recibir esta designación y poder colaborar con el PNUD en el importante trabajo que vienen realizando de generar conciencia sobre nuestra relación con el medio ambiente -dijo Alberti-. Estoy convencido de que un cambio en nuestras conductas cotidianas hará la diferencia. El Cambio Ambiental Global es una realidad que esta modificando rápidamente nuestro ambiente y formas de desarrollo. Lograr un cambio de conducta y conciencia en la población es fundamental para lograr el desarrollo sostenible que permita abordar un futuro con mayor equidad económica, social y ambiental“.

La participación de Alberti como EBV, estará dirigida a sensibilizar y abogar por un cambio en las acciones individuales y colectivas para que puedan impactar positivamente en el cuidado del ambiente natural y humano, con vistas a la prevención de los efectos del Cambio Climático en Argentina. Alberti acompañará de esta forma el trabajo que el PNUD realiza en el país, invitando a la ciudadanía a desempeñar un rol activo en la prevención y mitigación de los efectos del Cambio Climático.

Desde el PNUD trabajamos para que ese desarrollo sostenible se fundamente en los derechos humanos, la igualdad de género, la transparencia en las instituciones, los derechos de acceso y el enfoque de sustentabilidad ambiental y Cambio Climático” señaló Maria Eugenia Di Paola, al referirse al enfoque del área de Ambiente y Desarrollo Sostenible, cuyas actividades coordina.

Charly Alberti será también la voz e imagen de la Campaña de Acción por el Clima, promovida por el PNUD en Argentina, comprendida en el marco de la Iniciativa Global “Para 2030”, campaña propuesta con el fin de sumar el apoyo público a la adopción de la Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

/ Clarín /

“Nos cambiaron la vida”. De esta forma Daniel Kon pone en marcha el prólogo del libro que acompaña la edición de Caja Negra, el box set de Soda Stereo, primero en la historia del grupo. El manager del trío, en un texto que refleja su acercamiento a la banda (desde aquellos años cubriendo las giras por el exterior para distintos medios gráficos, hasta la actualidad y su rol como representante máximo del grupo) define a Soda Stereo como “la perfección”. Pero también como “la euforia”. “Soda era, y es, el profesionalismo más obsesivo, pero también la locura creativa. Soda era, en un solo grupo, lo mejor y lo más intenso“.

La idea de llevar adelante este box set, comenta Kon, surge en México. “Los conocí en el lobby de un hotel en México cuyo nombre no recuerdo. Justo en México, que fue uno de los primeros países en tener la iniciativa de preparar esta caja con los discos de estudio de Soda en vinilo“, rememora. “Es como cerrar un círculo perfecto“.

Caja Negra reúne entonces todos los discos de estudio de la banda editados hace un par de años en formato vinilo. Es así que Soda Stereo, Nada Personal, Signos, Doble Vida, Canción Animal, Dynamo y Sueño Stereo, conforman la caja que sumerge al trío en un nuevo terreno de ediciones que no había explorado aún: la de los box sets.

Dejando de lado la dudosa calidad y procedencia del sonido de estas reediciones lanzadas por Sony Music a partir de 2015 (de la cual ya nos hemos explayado en más de una ocasión), cabe mencionar algunas diferencias, aunque pequeñas, respecto de las actuales. Sobretodo a nivel de diseño. Apuntando más que nada al ojo clínico del coleccionista promedio.

null

Los discos lanzados durante 2015 en Argentina fueron fabricados en la República Checa. De hecho, si uno observa el arte de cada una de las contratapas de aquellas ediciones, podrá leer la leyenda con el país de procedencia debajo del logo de la compañía. En este caso no. Los discos son los primeros en fabricarse en tierra argentina.

Manteniendo el arte original de cada uno de los discos, se podría destacar que la calidad de impresión en las tapas (y contratapas) es quizás superior a las del año 2015, percibiendo en comparación un mejor color, más natural y representativo de las ediciones originales, que aquella primera tanda de vinilos reeditados. Las etiquetas centrales de los discos son exactamente iguales.

Seguramente el lado negativo siga siendo (entre otras cosas) el referente a los sobres internos, que mantienen su mala calidad de impresión (exceptuando Canción Animal y Dynamo) y su floja calidad de plegado en los bordes. Es inentendible como en pleno 2017 no se tengan en cuenta este tipo de detalles, donde el sobre interno parece pegado con cola vinílica de mala calidad, sin al menos tener el cuidado de que no se note. Podríamos incluso ahondar en la calidad de recorte de cada sobre (donde por ejemplo el lado superior es más corto que el inferior, como si la cuchilla hubiera cortado en diagonal el borde), pero lo dejaremos para otro momento.

En muchos casos, aunque la empresa diga lo contrario, los artes internos parecen scanneados de un CD. Y eso se nota en la calidad de impresión, y en la falta de detalles que, en las ediciones originales, hacían la diferencia en calidad. Queda claro que con el lanzamiento de este box set Sony Music no buscó solucionar esos problemas, que se arrastran desde 2015. Como frutilla de la torta: Signos sigue sin representar la edición gatefold original.

null

Con respecto a la presentación del producto, es sin dudas el punto más destacado. La caja en sí, diseñada por Alejandro Ros, cuenta con el último logo de la banda (el famoso ADOSTEREO del año 2007) impreso en relieve, jugando con el rediseño realizado para el Soda Cirque en este año. Sin dudas se trata de un logo hermoso, acorde a las expectativas de presentación de un producto de este valor.

La caja, de cartón duro, y color negro, es de excelente calidad. Adentro, cada vinilo viene sellado por separado, lo que también es de destacar. El libro contiene 40 páginas a color, en papel satinado, y con la misma medida de ancho y largo que un vinilo. El diseño interno del libro tiene muchas similitudes con la colección TODO SODA lanzada por Sony Music y La Nación en el año 2012. Igualmente no deja de ser excelente.

Además del prólogo escrito por Daniel Kon, se dedican 4 páginas a relatar la historia de cada una de las grabaciones de los discos de Soda Stereo. Adjuntando además fotos de prensa de cada uno de ellos, así como detalles que ubican en tiempo y espacio la época en que fue lanzado cada trabajo discográfico (por ejemplo una lista, año a año, de los discos editados al mismo tiempo en el resto del mundo). Quizás el error más importante tiene que ver con el año en el que, según este libro, se editó Canción Animal: 1989. Nuevamente resulta inentendible como esos detalles, tan grandes como el año de edición de uno de los discos de la banda, se pueden pasar por alto.

El diseño del libro es muy atractivo, con mucho color. La historia, relatada por Marcelo Fernández Bitar, no aporta nada nuevo a lo ya conocido. Sino que rejunta los viejos datos de siempre, ideal para aquellos que recién se sumergen en el mundo Soda Stereo. Respecto de las fotos: lo mismo. Salvo dos o tres excepciones, de las más de 50 fotos que aparecen, ninguna es inédita. Debemos mencionar, lamentablemente, el error de colocar una imagen del año 1988 en la etapa de Canción Animal. Otro detalle que sólo un fanático de la banda puede observar. No así el público en general que quizás vea en este producto la oportunidad de obtener de un sólo tirón la reedición en vinilo de la discografía de la banda más importante de Latinoamérica.

En definitiva Caja Negra es un producto de calidad, con errores. Pero que deja en claro que, de haber voluntad, se podría editar un box set acorde a los de las grandes bandas mundiales. De la mano de Daniel Kon y Fernando Travi (más Sony Music), Soda Stereo tiene en este 2017 su primer acercamiento a este tipo de productos, y es de celebrar. Queda en cada uno de los seguidores del trío repensar si el precio pedido por este box set se ajusta o no a sus expectativas.

/ Allan Kelly Márquez – EnRemolinos.com /
/ Fotos: SS_NowPlaying /

Página 1 de 11